viernes, 3 de junio de 2011

Breakout Kings: Ni más ni menos

Noooo... no me voy a arrancar con la canción de Los Chichos. Que podría, y lo haría muy bien, sí, pero no es el momento. Ahora es el momento de hablar de esta serie de la A&E llamada Breakout Kings que a muchos os habrá pasado desapercibida.

RELAX! ESTE POST ESTÁ LIBRE DE SPOILERS


Breakout Kings es una de esas series, "entretenidillas". Entretenidilla es ni sí ni no, ni mucho ni poco, ni buena ni mala, ni fu ni fa. Pero que se deja ver, que si no la tienes no la echas de menos, pero que si la tienes, no te importa dedicarle los 40 y tantos minutos que dura el episodio.

La historia no es nada del otro jueves, pero a mi me moló la idea en un principio y no me decepcionó después: un equipo formado por dos U.S. Marshalls, una asistente y tres convictos que se ocupan de dar caza a presos fugados.

El jefe es Charlie DuChamp, un ex-marine, un hombre de acción que por prescripción médica ha de restarle acción a su vida... muy a su pesar. Su compañero es Ray, un poli que manchó su reputación por una tontería con la que tendrá que cargar siempre; al actor, Domenick Lombardozzi, lo recordaréis los que hayáis visto The Wire.

Julianne, o Jules, es la asistente que se queda en la oficina dándole a la tecla, al Google y al GPS. Tuvo que dejar su carrera en las fuerzas especiales por sus crisis de ansiedad y su agorafobia. La relación que mantiene con Ray y con los convictos tiene mucha miga y sus aportaciones son siempre útiles e interesantes, tanto a los casos de cada episodio como a la serie en general.

Para completar el equipo, tenemos a los presos, que ayudan a Charlie y a Ray porque tienen alguna cualidad que les hace útiles, como era de esperar.

Erica, una chica misteriosa que cometió uno de esos crímenes que para el espectador bien hecho está, pero que claro, va contra la ley: cargarse a los asesinos de su padre. Buena rastreadora, fría y calculadora, tiene como objetivo reducir condena para reencontrarse con su hija.

Shea era un pandillero y traficante, un auténtico hombre de negocios muy bien conectado que sabe a la perfección cómo piensan y actúan los de su calaña. Quizá, el convicto menos interesante del equipo.

Y por último, la mente prodigiosa y trastornada: Lloyd. Es un psiquiatra célebre que se encuentra cumpliendo una condena de 25 años, por algo que se nos va dejando saber a medida que avanza la temporada. Su principal objetivo es no volver a la cárcel de máxima seguridad donde estaba encerrado.

La idea del "consultant" que ayuda a las fuerzas del orden está súper trilladísima, pero en esta ocasión los personajes interactúan muy bien entre ellos, los casos episódicos son bastante buenos, y el desfile de estrellas invitadas es destacable.

Actores como Richard Burgi, más conocido por ser Carl, el ex marido de Susan en Mujeres Desesperadas; Derek Phillips, el mayor de los hermanos Riggins de Friday Night Lights, o Lauren Velez, Maria LaGuerta en Dexter, quien hace el papelón de Carmen Vega en la season finale, son algunos de los presos fugados a los que los "Breakout Kings" han de dar caza.

Pero si hay un preso que merezca punto y aparte especial, este es Robert Knepper: el odiado y temido Theodore Bagwell "T-Bag" de Prison Break, que para la ocasión vuelve a interpretar este mismo papel y se escapa de Fox River, y oímos hablar de los Cinco de Fox River, y toda la historia... aunque en una serie diferente. No sé si esto tiene precedentes, pero a mi me pareció una idea fenomenal. Y además, en una de las escenas en las que T-Bag deja salir toda su mala leche, suena el tema Mission Statement de Stone Sour. Así que... genial.

Ah sí, y también hace de uno de los presos fugados Mark Pellegrino (Jacob en Lost, Lucifer en Supernatural, y mil más), pero como este señor sale en todas las benditas series de la parrilla en un momento u otro, ya no es noticia.

Para concluir: una serie ligerita, de 13 episodios, con mucha acción, con tiros, persecuciones, estudios de la mente de los criminales, unos personajes principales bastante interesantes y unos invitados de altos vuelos. No sentará cátedra y no sé ni si tendrá segunda temporada, pero yo la recomiendo sin dudarlo.

[Aquí tienes la canción "Mission Statement" de Stone Sour.]

3 comentarios:

Lorena Gil dijo...

SI es que no hay nada mejor que saber vender. Preparada, anotada y descargando en cuanto llegue a casa.

Yota dijo...

Yo la apunto también y posiblemente le de una oportuidad en breve. Gracias por la reseña.

Vanessa dijo...

Lorena: pues sin ser mi intención, gracias por lo de que sé vender. No tiene nada especial, pero para pasar el rato (lo que yo les pido) viene muy bien.

Yota: gracias a ti por pasarte a comentar. Ya me dirás...