lunes, 8 de febrero de 2010

Veronica Mars: ¿Qué voy a hacer contigo?


Estas Navidades me regalaron el pack de la serie de Veronica Mars. Me la habían recomendado mucho, e incluso me habían hecho referencias a Buffy. Como Buffy me gustó, supongo que el hecho de que Veronica Mars me iba a convencer, se había dado más o menos por sentado.

Pero después de 9 episodios, he de decir que la serie no es lo que yo esperaba. Ella es simpática, demasiado listilla para mi gusto, pero de acuerdo. El padre es un personaje simpático, de acuerdo. Pero para mí, hasta aquí llega todo. Los capítulos me resultan aburridos, las historias poco interesantes... Y el resto de personajes... merecedores de una muerte lenta y dolorosa. Les preguntaría además a mis compañeras bloggeras y fans de la serie: ¿Dónde está ese Factor Palote del que tanto habláis? Porque yo no lo encuentro.

La cantidad de topicazos por episodio es de traca. Es para sacar una libreta y no dejar de apuntar. Es una serie de instituto en la que los populares llevan eso de la popularidad a niveles absurdos, en lo que los profesores y el director están implicados, y donde los pardillos y los outsiders viven en un mundo paralelo dentro de esa galaxia pija que es Neptuno, en la que se roba un coche a un profesor, se ensarta (no me preguntéis cómo) en el mástil de la bandera, y ahí no detienen a nadie.


Es una de las series más inverosímiles que me he echado a la cara. Veronica Mars. Víctima de violación. Pero, "¡bah!, yo ya no soy esa chica, y como no soy esa chica, me paso el trauma por el forro... ¿qué más da?". Qué empuje, qué facilidad para superar traumas que en principio te han de acompañar toda la vida... ¡¡es fantástico!!

El caso que presuntamente hila toda la trama, el de la muerte de la amiga de Veronica, me da la sensación de que no saben muy bien hacia dónde llevarlo. Me da la sensación de que está montado sobre la marcha y a mi ni me están convenciendo ni me están intrigando. Y me da exactamente igual quién asesinó a esa niñata y por qué el presunto asesino en el corredor de la muerte conoce a Verónica y se ríe con risa malvada cuando le dice que la ha reconocido. Por cierto, es Manitas Spenson de Boston Legal... esto sí que me moló.

Y entro en el terreno pantanoso de toda serie en la que aparecen adolescentes: ¿Qué edad tienen esos chavales? ¿Cómo pueden tener un pasado tan cargado de experiencias, escándalos, romances...? "Fulanito y yo fuimos novios en el pasado". ¡Pero figura, que tienes 16 años! ¿Qué pasado? ¿Cuándo tenías 15? No sé, cosas así. Y aún está por salir la que estuvo en rehabilitación, o la que tuvo un romance en cada puerto en su viaje alrededor del mundo... Como ocurre en Gossip Girl.


Si en lugar de comprada, Veronica Mars hubiese sido descargada, ya no seguiría con ella. Pero ya que ha sido un regalo, me sabe mal dejarla, así que voy tirando, tampoco está tan mal para pasar el rato, o ver mientras comes... Pero siempre encuentro excusas para no verla: la última ha sido pegarme un maratón de The Office, o ponerme un capítulo de Men of a Certain Age, o no dejar que se acumulen series de la semana como Medium, Bones o Muchachada Nui, da igual.

¿Quién sabe? A lo mejor gracias a esto, la serie acabe por gustarme y puede que algún día, venga aquí a escribir sobre lo enganchadísima que estoy a Veronica Mars, lo fantástica que me parece, lo intrigadísima que estoy con la trama, y lo enamoradísima que estoy del galán de turno. Pero por el momento, y con 9 episodios de la primera temporada encima, no es precisamente lo que siento. Le daremos algo más de tiempo...

14 comentarios:

mitzy dijo...

Las primeras veces que vi Veronica Mars no me gustó, pero me la volvieron a recomendaron y volví a verla y ahora soy una de esas personas que está encantada con Veronica Mars y que la he disfrutado muchísimo.
Pero a veces creo que con esta serie no hay termino medio o te gusta y mucho o no la acabas de coger el punto.
Espero que a ti te acabe gustando aunque sea poco a poco

ALX dijo...

Me da que Veronica Mars no es para ti. Es cierto que es una serie para adolescentes y que utiliza las convencines propias del género, como actores con cinco o diez años más de los que tienen sus personajes.

Lo del pueblo de Neptune, con sus ricos y pobres es algo muy interesante. Y en cuanto a verosimilitud, tienes que entender que es una especie de historia de cine negro contada con los códigos de un programa teen. Ahí radica parte del atractivo de la serie.

La otra mitad del interés parte de lo bien dibujada que está la protagonista. No es que olvide sus traumas, sino que ella transforma todo lo que le ha sucedido en fuerza, en vez de derrumbarse como habría sido lo normal. Ella se construye esa coraza cínica y tira para adelante. Aquí se cumple esa máxima que tenía Whedon del poder y la fuerza surgen del dolor.

Lo dicho, una pena que no hayas podido entrar en la serie. Por mi parte yo siempre la amaré.

Thursnext dijo...

Mi intención era soltarte una parrafada pero ALX lo ha explicado divinamente, así que mi comentario es un +1 :)

Vanessa dijo...

Entiendo que los fans de una serie a veces no conciban que su caramelito no sea apreciado por todo el mundo por igual. No se trata de buscar razones, ni de decir "es que no has entendido tal o cual cosa"... No es que haya mucho que entender en Veronica Mars, perdonadme que os diga. Es más simple que el mecanismo de un chicle.

Noa dijo...

Para mi, Verónica Mars es un claro ejemplo de sobrevaloración. Yo la vi hace mucho, y cuando veo todo el mogollón que hay sobre ella no lo entiendo. Sinceramente, no creo que sea para tanto.
A mi me entretenía, en su justa medida, y ya está.

Thursnext dijo...

No es cuestión de entender o no, si no de entrar o no en el universo de una serie.

Hay quien puede aceptar que Vic Mackey sea un corrupto y ponerse de su parte y otros a los que de entrada eso les moleste desde el principio. También pasa con Californication, para unos sólo va de sexo y otros también pueden ver una historia de amor. Incluso lo que para algunos parece brillante en Aaron Sorkin a otros les resulta pedante.

Nos pasa a todos, no existe una persona a quien le gusten todas las series hechas jamás por muy buenas o malas que sean. Estoy acabando la primera temporada de FNL y me sigue pareciendo un dramón de telenovela de mucho cuidado, no veo nada del encanto del que tanto he leído. Un montón de personas me dirán que no he podido conectar con lo que me quería contar la serie, pero eso es lo que yo he visto. Y esto es lo que tú has visto en Veronica Mars, lo que no quiere decir que ambas tengamos la razón y estemos equivocadas al mismo tiempo :)

Adri dijo...

Bueno, yo también venía a decirte que, en este caso, no me sorprende que no te guste especialmente la serie. Me lo veía venir. Y por lo que dices, y como perfectamente ha explicado Alex, ya no creo que te guste nunca porque el espíritu de la serie es siempre el mismo y, además, la primera temporada es la mejor.

Vanessa dijo...

¡Dios! Siete comentarios y acabo de publicar... Nota mental: poner verde a una serie trae comentaristas. Jajajaja...

Noa dijo...

Yo debo ir al revés del mundo... a mi la 1ªT no es la que más me gustó ;)
Pero es lo de siempre, para gustos, lo colores, y nadie tiene porqué estar equivocado. Si a todo el mundo le gustara lo mismo... ¡que mundo más aburrido! :P

satrian dijo...

Ja ja ja, los comentarios adversos venden.
La primera temporada es la mejor, solo para que te hagas idea, si esta no te está gustando, quizás no conectas con todo su universo, a mí si me gusta Veronica Mars, pero no es de las que se recomiendan y se aceptan por la mayoría.

manganxet dijo...

Es totalmente comprensible que no te guste porque par gustos los colores, pero a mi no me parece simple, ni un cliché (aunque tengas los suyos, como cualquier serie), me parece una gran serie, especialmente su primera temporada.

Harmony dijo...

Como bien dicen por aquí, y en cuanto a las series se cumple cien por cien: para gustos colores. A mi no me extraña que Verónica Mars pueda no gustar o no parecer más que una serie teen entretenida y punto, a mi me encantó, aunque me costó unos cuantos capítulos entrar en ese mundo y comprender que el personaje de Verónica que no es tan simple como parece, a partir de ahí ya fui entrando en todo ese encanto que tiene como personaje hasta caer rendida a sus pies amando toda su inteligencia y su ironía para afrontar la vida.
Pero con todo lo que me gustó la serie, puedo enteramente comprender que no es facil pasar de su primera impresión :)

ALX dijo...

No me refería a entender sino a justificar algunas cosas que no te han gustado, que no son errores, sino algo intencionado.

En cuanto a que no te haya gustado, pues que se le va a hacer, es cuestión de gustos, a mi también me pasa con series que la gente ama, como por ejemplo Entourage, que no soy capaz de soportara sus personajes.

VM la disfruté desde su piloto, si a estas alturas no te ha convencido, no creo que lo vaya a hacer.

Un saludo.

Crítico en Serie dijo...

Lilly era una zorra de cuidado. Que terminara descuartizada en algún párking sólo era cuestión de tiempo.

Pero entiendo tu decepción con esta serie. Yo la vi entera, porque disfruto con el mundo teen. Sin embargo, nunca me ha parecido esa magistral serie que algunos venden. Es una buena procedimental teen, no una gran serie. Y Veronica Mars, la protagonista, es de bofetada muy a menudo. Ya verás como a medida que avanza la serie cada vez le tienes más ganas.