jueves, 18 de febrero de 2010

Pasando de Past Life


¡¡Otra decepción más para el saco!! Y van... ni me acuerdo. Vaya temporadita que llevamos. Pues nada, vi el piloto de Past Life, y a pesar de lo malo que leí en Twitter pensé que tan mala no podía ser y que merecía una oportunidad. El tufillo a Medium, y la presencia del actor Richard Schiff (El Ala Oeste de la Casa Blanca) me daban buena espina.

Pero al final lo que me encontré fue con un piloto que me aburrió soberanamente y con unos personajes que me cayeron muy mal a la primera de cambio. Obviemos a Richard Schiff, por ser quien es y por la poca presencia que tiene... aunque me hizo gracia que la expresión de su cara no sufre variación alguna y parece que está haciendo de Toby Ziegler.

La protagonista es la típica rubia enteradilla de este tipo de series "detectivescas". Si fuese en la vida real, la habrían metido en un manicomio, pero como es la prota, todos creen a pies juntillas lo que dice sobre vidas pasadas y regresión, todo sin base científica ni ganas de encontrarla. El compañero, el "chico" de la serie, además de feo (que el pobre no tiene culpa) me pareció de lo más soso que te puedes echar a la cara, y me pareció entender que hay otro secundario por ahí con bata blanca y dos frasecillas graciosas que apareció junto a Schiff durante unos minutos nada más.

El caso de la semana era sobre un niño que se volvía loco porque revivía la muerte de una niña en la que, al parecer, se había reencarnado, o compartía recuerdos de una manera mística... en fin: pamplinadas (para quien no se lo crea, como yo, claro). Un secuestro, un asesinato, una familia destrozada y un crimen solucionado 14 años después de haberse cometido, de la manera más rápida imaginable. Porque, si un crío de 14 años viene contándote que ve "a quien le mató", ¿qué vas a hacer sino creerle y poner en danza a la policía y al FBI?

Pues claro, porque eres rubia, lista, profesional, con el café en la mano todo el día y sin tiempo para vida personal ni relaciones amorosas. Y todo el mundo te hace caso. ¿Porque eres un cliché? ¡No, porque tú lo vales! L'Oreal.

8 comentarios:

satrian dijo...

Me recuerda a Entre Fantasmas por la forma de afrontar los casos y buscar la lagrimilla, Richard Schiff reducido a un estereotipo de jefe gruñón de cara seria, y la pareja protagonista no me gustó nada, así que no aguanté el segundo capítulo.

starfighter dijo...

Pues menos mal, tiempo que me ahorro y lo dedico a otras series. Por lo que cuentas parece un mix Cold Case + Medium + Entre fantasmas y gotitas de Fringe, nada nuevo bajo el sol vamos.

Harmony dijo...

Totalmente de acuerdo con tu entrada, un chufo de serie que no me ha llamada nada de nada. Una pena.

Adri dijo...

Es que es mala con avaricia. Partiendo de que la base no puede ser más absurda y poco interesante... además de lo rápido que todo el mundo entra en esto de las vidas pasadas...

Es como en Flashforward....

"oye, pues sabes lo que creo que son estos sueños? Visiones del futuro"
"ostias, pues es verdad".
Fin de la discursion xD

Noa dijo...

Bueno, ya te dije hace poquito la impresión que me dio a mi. El colmo del soserío y del absurdo. Nada más.
Totalmente de acuerdo.

Vanessa dijo...

Es tan mierder que no hay ni debate.

manganxet dijo...

Pues no hace falta ni que la vea. Mejor, porque últimamente voy fatal de tiempo.

Vanessa dijo...

Por no hablar de que ya la han cancelado... :p