miércoles, 10 de febrero de 2010

¡¡Qué gran semana!!

Mirando hacia atrás me doy cuenta que he tenido una semana fantástica en lo que a series se refiere. De las que sigo semana a semana, hay mínimo tres episodios a destacar, y de las que sigo a mi ritmo también he de mencionar alguna que otra que me ha proporcionado momentos geniales.


Pero si tengo que destacar un gran capítulo por encima de muchos otros, ese es el número 15 de esta segunda temporada de Fringe: Jacksonville. Aunque Fringe sea una serie procedimental y yo lo sepa, no puedo evitar que los episodios que hacen referencia a la trama central sean los que más me gustan. Y hace poco me quejé precisamente de que ya llevábamos mucho tiempo esperando a que pasase "algo" al respecto. Los pequeños momentos Walter no eran suficiente para mí, y he agradecido mucho un gran capítulo como Jacksonville, con el que nos han dejado con la miel en los labios al borde de este parón que nos tendrá sin Fringe (y sin Bones, por cierto) hasta Semana Santa.

Otra que está al filo del parón es Supernatural. ¡¿Otra vez?! Pues sí, parece ser que, tras el episodio de San Valentín que veremos este mismo jueves: My Bloody Valentine, nos esperan 6 semanas de sequía sin saber nada más de los hermanos Winchester. De nuevo, parece ser que mis súplicas fueron escuchadas y con el episodio de esta semana pasada: The Song Remains the Same, se volvió a retomar la trama central, que es lo que yo necesitaba y anhelaba. Tuvimos otro gran capítulo, para mí, de los mejores desde aquel The End, de principios de temporada.


Soy consciente de cuál es mi problema con Fringe y con Supernatural: me siento a ver dos series procedimentales con deseos de seriales. Veo semana a semana buenos episodios que me dejan vacía en parte porque a todos les quiero encontrar algo que haga mención a la trama central de la serie. Pero no puedo evitarlo. Y, aunque puedo llegar a disfrutar de capítulos aislados, situaciones y personajes, nunca es lo mismo. ¿Qué le voy a hacer...?

Pero además, he de mencionar a Community, la gran olvidada. La gran comedia que ha quedado a la sombra de Modern Family, injustamente, porque es merecedora de la misma atención. En el episodio de esta semana, Romantic Expressionism, los momentos de carcajada han abundado y yo destaco ese en el que todos los del grupo de estudio intercambian expresivas miradas preguntándose con cuál de sus compañeros podrían tener una relación sexual.

Y de las que sigo semana a semana, aquí me quedo. Finalmente, continué con The Office: di el salto a la 6a temporada, porque no lo pude evitar. Y me reafirmo: para mí, The Office es la mejor comedia que hay actualmente en emisión. Me da pena porque ya he visto el episodio número 13 y de ahora en adelante, los maratones se acabaron. Pero ha valido la pena. El último que he visto, The Banker, un repaso de mejores momentos, ha sido un broche de oro inmejorable para culminar el maratón y prepararme para seguir The Office de otra manera.


Y para terminar, tengo que mencionar a Men of a Certain Age, serie que me está sorprendiendo gratamente, a la cual ya le di el verde en uno de los Semáforos de The TV Slayers y en lo que me mantengo porque, a medida que la serie avanza, a medida que voy conociendo más a sus personajes, mejor me parece.

El último capítulo que he visto ha sido el número 6, en el que Joe les explica a sus amigos una cita un tanto accidentada, y mientras él narra nosotros podemos ver lo ocurrido. Se trata del episodio Go With the Flow, y estoy deseando de ponerme con los dos siguientes, que ya tengo almacenados. La pena es que los subtítulos en español parece que nunca acaban de salir, y hay que seguirla con subtítulos en inglés, lo cual no deja de ser una nueva experiencia y una novedad que personalmente, estoy disfrutando.

7 comentarios:

satrian dijo...

Es cierto que ha sido una gran semana de series, cada vez que acababa un capítulo esperaba que la siguiente serie no me gustara tanto, pero lo cierto que hubo un gran nivel en general la semana pasada, y eso que estaba Lost por ahí.

Noa dijo...

Qué razón tienes, ha sido una semana muy grande. Lo de Fringe fue una pasada, lo de Supernatural también, y si le sumo Lost ya ni te cuento...
Los parones qué te voy a decir, ya es como el pan nuestro de cada día, haremos lo de siempre, aprovechar para ponernos al día con otras cosas, pq quejarnos no sirve de nada, ¡qué remedio!.

Vanessa dijo...

Jajajaja, ¡¡no puedo creer que me haya olvidado de Lost!! Soy de traca. Eso es que a mi subconsciente el capítulo no le pareció tan bueno como me lo pareció a mí :p

Yorch dijo...

Yo también sigo Community y aunque para mí está un peldaño por debajo de Modern Family, la verdad es que me gusta bastante, sobre todo la pareja Troy-Abed, qué grande es este último!!

Alejandro A dijo...

tambien me siento igual con Supernatural y Fringe, me aburren mucho en sus partes procedimentales pero las amo cuando pasan por su trama principal, pero se nota más con Supernatural que simplemente me cuesta horrores un capítulo autoconclusivo

Moltisanti dijo...

Que alegría leerte por un lado lo de "mejor comedia" sobre The Office, y sobre todo, verte tan animada con Supernatural... y Fringe.

William Ernest Fleming dijo...

Leches tengoq ue pillar Men of certain age... ¡¡¡Scot Bakula junto con Raymond!!! Dos series que me marcaron, Quantum Leap y Todos quieren a Raymond... Esa mezcla la tengo que ver...