jueves, 7 de mayo de 2009

Fringe 1x19: The Road not Taken

El capítulo de Fringe que vi ayer por la tarde, el penúltimo de esta primera temporada, necesita unas horas de reposo para ser asimilado. Es un capítulo tan alucinante y en el que ocurren tantas cosas imprevistas, que lo que sentí una vez que acabé de disfrutarlo fue que me encontraba en estado de shock. Y es que Fringe, no sólo se ha consolidado como una buenísima serie, cosa que ya se ha comentado aquí y en multitud de blogs, sino que está despuntando como una de las mejores del panorama actual.

A PARTIR DE ESTE PUNTO, SI NO LLEVAS LA SERIE A RITMO DE EMISIÓN USA, MEJOR NO SIGAS LEYENDO




‘The Road not Taken’ contiene una serie de factores que lo hacen un episodio espléndido: está centrado en el ZFT Manifesto, Olivia Dunham vuelve a tener visiones o extrañas percepciones, Walter y ella mantienen una tensa conversación sobre el pasado, reaparece Nina Sharp, el agente Harris recibe su merecido, el Observador tiene un papel que no se limita a sus apariciones de incógnito, y el caso sobre el que la Fringe Division tiene que investigar es impactante.

Todo lo ocurrido es destacable, todo lo que se ha visto, interesante. Así pues, si tuviese que hacer una review de este episodio sería de unas dimensiones enciclopédicas. No puedo quedarme sólo con un par de momentos para destacar, ya que, afortunadamente, todo va unido, todo nos lleva a los experimentos del pasado que llevaron a cabo Walter Bishop y William Bell, que dieron lugar al ZFT Manifesto y sobre los que Walter no recuerda apenas nada. Olivia, al ser una de las niñas objeto de esta experimentación, padece las consecuencias, como también las sufren en este capítulo, Susan Pratt y después su gemela, quienes padecen combustión espontánea y pyrokinesis.


Olivia vuelve a tener visiones, seguramente consecuencia del Cortexiphan que se le fue administrado años atrás, y se enfrenta a Walter por esta razón, enseñándole unos documentos y pidiéndole explicaciones sobre qué les hicieron y por qué. Walter no recuerda apenas nada y rompe a llorar, dando lugar a una escena emotiva entre él y su hijo Peter, quien se está mostrando como creador de extraños artilugios que hacen cosas increíbles, como su padre. La posible tensión sexual existente entre Olivia y Peter prácticamente ha quedado olvidada, a favor de otras cuestiones de mucho más interés. Se agradece, por mi parte, que se deje de lado el ‘romance’.

La aparición ‘estelar’ de The Observer, además de la habitual entre la multitud, en este capítulo ha sido de lo mejor, apareciendo en el laboratorio y llevándose a Walter, quien le sigue sin rechistar, justo cuando acaba de encontrar el capítulo perdido del ZFT Manifesto, que hablaba sobre la ética. ¿Casualidad? Seguro que no. ¿Qué es eso que se avecina, qué clase de guerra se está preparando? ¿Y contra quién? Quizás demasiadas preguntas para que se nos respondan antes o durante la season finale.

Otros dos momentos impactantes: el primero, el fin del Agente Harris, a quien se le veía a la legua que tenía intereses extra en hacerle la vida imposible a Olivia y en obstaculizar el trabajo de la Fringe Division, que dirige el enigmático (y que cada día me cae mejor) Agente Broyles. No han podido encontrar mejor fin para este personaje odioso: a manos de uno de los experimentos inhumanos de los que él formaba parte o simplemente apoyaba, aún se desconoce. Y otra presunta muerte: la de Nina Sharp de Massive Dynamics, quien reaparece en este capítulo con motivo de la investigación a su jefe, William Bell, y de la que aún no sabemos si está viva o muerta, ya que no se nos llega a mostrar el cuerpo tras el disparo que recibe de unos encapuchados.

En definitiva, un capítulo para saltar, aplaudir, patalear y jalear. Un capítulo para estar a la vez impaciente y a la vez un poco triste por la season finale que se nos echa encima. Estoy totalmente segura de que será tanto o más impactante de lo que ha sido este capítulo 19, y también estoy absolutamente convencida de que echaré de menos a Fringe hasta el estreno de su segunda temporada, que para nuestra alegría ha sido confirmada.

6 comentarios:

satrian dijo...

Que lentos se me van a pasar estos siete días, que capitulazo, que tensión, que giros de guión.
¿Qué puñetas se traerán entre manos Broyles y Nina?¿Habrá muerto Nina?, en esta serie como en Lost me parece que deberemos poner a los "muertos", entre comillas.

starfighter dijo...

Me alegra que haya vuelto Nina y Massive Dynamics, hacía tiempo que no aparecían en condiciones. Claro que conociendo al creador de la serie...

Adri dijo...

En fin. que voy a decir.

MARAVILLOSO.


Sobretodo la idea de los universos paralelos me encanta para un futuro :)

Alex dijo...

Hace una semana me daba igual Fringe y despues de su correspondiente maratón... no puedo esperar a la próxima semana.

Cuando ha aparecido el Observador y Walter se ha ido detrás de él tan convencido... pufff increíble.

Moltisanti dijo...

A mñi el capítulo me maravilló tanto, que nada mñas acabarlo me preguntaba si era el mejor de la serie hasta la fecha.

Muchísimas preguntas son las que hay encima de la mesa y lo mejor de todo, es que esto seguro que Walter sabe la respuesta al 99% perooooooo, no se acuerda :P

El momento Observer casi me tira de la silla XD

PD: Que ganas de ver a Harris en la hoguera... deseo concedido,jajaja

missmole dijo...

Ha sido un capitulazo y la season finale promete dejarnos con un montón de preguntas para la segunda temporada ...