lunes, 6 de julio de 2009

The Cleveland Show: Una pequeña decepción


Tenía unas ganas locas de ver esta nueva serie de animación, basada en el amigote de Peter Griffin en Padre de Familia, Cleveland Brown. Para muchos, un personaje demasiado secundario para tener su propia serie... Incluso Stewie parecía escandalizado de que consiguiese su propio show en esta promo:



Pero a mí me hacía mucha ilusión, porque todo lo que lleve el sello MacFarlane me hace ilusión, porque me partí de la risa con las promos que fueron saliendo, porque me encantó el hijito pequeño con pelo a lo afro, y porque la canción de cabecera es de lo más pegadizo y molón que había oido en tiempo. Pero, cuando el piloto "se filtró" la semana pasada, y pude verlo por fin, mis ilusiones se desinflaron.

Lo vi en versión original y sin subtítulos y la verdad, lo pillé todo o casi todo. Esto lo digo porque me hace ilusión, no porque sea fundamental para comprender el post ni nada de eso. Bien, a lo que iba: Cleveland Brown se marcha de Quahog con su hijo, dejando atrás su casa (en ruinas), y a sus amigos. La despedida, que también se pudo ver en la promo, de Peter, Joe y los demás vecinos es uno de los pocos momentos realmente graciosos que encontré en el episodio.

Su destino inicialmente es California, pero hacen parada y fonda en el pueblo natal de Cleveland, en Virginia. Allí, encuentra a un amor del pasado, una vieja amiga de la que sigue prendado, la cual tiene un ex marido del que parece no querer desprenderse y que no le conviene nada, y dos hijos: una adolescente con pinta de ser algo ligerita de cascos y un pequeñín con cabello a lo afro y con una mala leche que pretende emular a la incomparable mala leche de nuestro querido Stewie.

A grandes rasgos, esta es la premisa de la serie. Yo esperaba más, me esperaba mucho más. Esperaba reirme como me río con Family Guy, pero no pudo ser. El capítulo no se me hizo pesado, pero tampoco se me hizo corto y los nuevos amigos que encuentra Cleveland no tienen ni la mitad de chispa que tienen los personajes de Quahog.

Su hijo es simpático, es un gordito gracioso que tiene sus puntos, pero no mata de la risa. De hecho, mi decepción ha venido por ahí: esperaba mucha carcajada y sólo me reí en el momento de la despedida de los amigos de Quahog. Así que, por el momento, el sentimiento que tengo al respecto de The Cleveland Show es de cero entusiasmo y de bastante decepción. Una pena. Tenía buena pinta.

6 comentarios:

Renaissance dijo...

Es lo malo de McFarlane: parece que en todas sus series se dedica a repetir el mismo esquema. Familia rara, animal parlante y flashbacks graciosos. Algún día tendría que terminársele la gracia.

Sunne dijo...

Yo es que no veo que este personaje tenga que tener un spin off. ¿Porque él?
No se dónde tirará pero vengo del blog de Alex y me quedo con su poli malo.

Alex dijo...

No matemos al oso antes de cazarlo. Como muestra, este piloto es lo peor que pueden haber mostrado, pero es sólo eso, una muestra.

A mí parecer hasta que no vea unos cuantos episodios no voy a saber calificar la serie como se merezca.

ánade dijo...

Tenía muchísima curiosidad por esta serie, pero el piloto no es nada del otro mundo y creo que va a ser lo mejor que vamos a ver de ella. Una pena, porque pese a que no soy demasiado fan del humor de MacFarlane, reconozco que suele tener momentos muy buenos.

Lo mejor del piloto, la canción del opening y la despedida de Quahog.

Adri dijo...

Estoy totalmente contigo aunque para mí no fue tanto una decepción sino una confirmación de lo que me esperaba que iba a ser.

Me reí dos veces contadas y sólo puedo recordar una ahora xD (el flash del pelo-ceja. Estas absurdeces sethmcfarlanianas.. :P)

No seguiré. Cleveland no era personaje interesante para un spin off y lo ha confirmado.

Eldemo dijo...

Parece que soy el único que no se había enterado de que el piloto ya andaba por ahí, pero visto lo visto, esperaré a que haya alguno más. Tampoco me gustó American Dad al principio y ahora sin embargo pienso que le da mil vueltas al mejor episodio de Family Guy :)