miércoles, 28 de enero de 2009

El tío asqueroso del gorro de lana

El lunes por la mañana, resfriado en ristre porque de eso no me he librado aún, y dos paradas de tren después de que yo subiese, subió un 'perla' con gorro de lana al vagón y se puso a hacerse un porro de hachís. No sólo se lo hizo, sino que se lo fumó. Nos tenía a todos mareados y apestados, pero nadie le dijo nada. Una señora mayor dijo que se estaba mareando, se cambió de sitio y el tío asqueroso se la quedó mirando desafiante.

De verdad, que tío más desagradable. A lo mejor fumarse un porro a las 8 de la mañana en un vagón de tren es para él una demostración de lo fuerte, lo cool y lo machote que es, pero es un asco se mire por dónde se mire. Ya venía puesto de casa, eso estaba claro por la cara que llevaba, y por mucho que la ocultase en parte con un gorro de lana roñoso bien calado. Luego, cuando llegó a destino (se bajó en la misma estación que yo) salió corriendo para colarse y no picar billete, que naturalmente no llevaría. Pues por gilipollas se le cerraron las puertas de plástico del torno y le dieron un buen tortazo. ¡Toma, capullo!

Como digo, en el vagón nadie se atrevió a recriminarle su comportamiento, y es que no sabes con quién te vas a enfrentar. Un conocido de mi novio le dijo a un chico que no podía fumar en el vagón y éste le dio con una llave inglesa en la cabeza. El asqueroso del gorro de lana no tenía pinta agresiva ni peligrosa, lo que tenía era pinta de guarro, de tío sucio y asqueroso, pero nunca se sabe. Si se pone a fumar en el vagón de tren, demuestra que no está muy centrado, fume lo que fume, y no sólo porque esté prohibido, sino porque fácilmente puede molestar al resto. Naturalmente, a semejante 'cacho de carne' no se le iba a pasar por la cabeza algo así.

Lo gracioso del caso es que por megafonía anunciaban que los de seguridad pasarían a comprobar los billetes, y no fue así. Justo cuando hubiese hecho falta que algún 'segurata' se pasease por allí, nadie apareció. La Ley de Murphy, supongo. Quién sabe, a lo mejor ni el personal de seguridad se hubiese atrevido a decirle nada.

Y en estos momentos de la vida, queridos amigos, es en los que a mí me gustaría ser como Sylar.

Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. Esto no es un alegato contra los que fuman canutos, esto es la narración de uno de esos momentos asquerosos con personas asquerosas que hemos de vivir.

18 comentarios:

Eldemo dijo...

Por enfatizar tu último párrafo, el tema eectivamente no es que fume porros o un fortuna, es que fume en un sitio que no se puede y que no se debe, porque ya ves la gracia que debe hacer un vagón de metro cerrado por todos lados, generalmente atestado de gente y lleno de humo. Hace muchos años, cuando no estba prohibido fumar en el metro de Madrid, había gente que fumaba dentro del vagón y siempre se lo recriminaba alguien porque vamos, que menos que un poquito de educación, por favor.

satrian dijo...

Si no es censurable el acto, si no donde lo realiza y como lo realiza, pero no te puedes arriesgar tal y como está la vida, que puedes acabar en un hospital, por censurar una conducta poco cívica.
Cuídate ese resfriado,que este año una vez que lo coges, no se quiere apartar de tu compañía.

Ruth dijo...

Qué rabia. Se te queda una sensación de frustración después de un episodio así...,.

Yo suelo lamentarme del miedo que me dan determinadas situaciones y me j*de no reaccionar como debería.

No sé si has leído El padre de Blancanieves, de Belén Gopegui. Te lo recomiendo mucho ;) .

The Inner Girl dijo...

Sí que es verdad que hoy en día llamar la atención a gente así es jugártela y exponerte a que te den con una llave inglesa o que te metan un navajazo. Es triste pero es así. Luego nos escandalizamos de lo cobardes que somos a la hora de la verdad, pero mira, la realidad es así de cruda.

Ulyanov dijo...

A veces la ley de Murphy es de verdad Ley de Murphy. Pero de Eddie Murphy :)
Muchos besos solidarios.

Noa dijo...

Efectivamente, no es lo q fume, como si se fuma el cesped del parque más cercano... es el hecho de que se pase por el forro el que está fumando donde no debe,jodiendo al personal que le rodea y pasándose de nuevo por el forro los c****** el que esté prohibido o no.
Si, he sentido asco... Me da asco ese tipo de ¿gente?.

Y si, un Sylar a mano no hubiera estado naaaaaaada mal ;)

Txispas dijo...

Tienes razón, a veces me he encontrado en esas situaciones y por lo general, todo el mundo refunfuña y nadie hace nada; imagino que por temor a que reaccionen de mala manera o a la vergüenza de que se te encaren en público como me ha pasado varias veces...

freddyvoorhees dijo...

Es que es eso que dices, tampoco puede uno quejarse porque te pueden dar con una llave inglesa o clavarte una navaja :?... lo mejor es cambiarse de vagón en la siguiente estación si es posible, yo es lo que intento hacer en caso así.

seriéfilo dijo...

esque hay gente mu loca, y no sabes lo que te vas a encontrar, la verdad es que no se si merece la pena mmirar para otro lado y olvidar a esa clase de gente que ni son civicos ni nada. Se ven tantas cosas en los transportes publicos... !yo subo al bus y me deprimo!

ynosek(+)kontarte dijo...

es que si se quiere fumar un porro en su casa a lo gorro de lana fijo ... que se lo fume, pero que deje de joder al resto ....

el otro día volviendo en el metro por la noche (toda una aventura) venían unos poligoneros metiéndose rayas y una pobre señora (que iría a currar prontito in the morning) se les quedó mirando alucinada ... mi pobre ....

pues la montaron un pollo ... claro ... el resto que veníamos finos de cerveza de la de toda la vida ... les gritamos también y se quedaron callados ... pero otro día te meten un tortazo y te quedas con él ...

una pasada ... la chapa que te he soltado, digo.

Moltisanti dijo...

Yo con estas cosas no me corto, le hubiera mandado a tomar por culo y luego le hubiera quitado el porro xD

Como odio a este tipo de gentuza que le suda todo y no piensan en el resto de los viajeros...puff. Lo bueno es saber que no soy como el :)

Sunne dijo...

no hay que excusarse, odio qque fumen al lado mío, si es en la calle no soy el que manda pero en lugares que no se puede,lo odio, y si encima es la peste a porro te cagasl.

Misia dijo...

Aaagh, esas cosas dan ganas de matar humanos.

missmole dijo...

Lo peor es que como bien dices llega un punto en que ni te atreves a recriminar estas conductas y claro, la cosa sólo puede ir a peor ...

Ada Gavner dijo...

Cómo me gustaría poder llevar una pistola en el bolso y liarme a tiros con gente así, so sí, me encantaría que no me condenasen por ello...

MFAL dijo...

Por casos como ese me gustaria a veces (muchas veces) tener una Death Note... es más efectivo que lo de Sylar, no dejas rastros de sangre.

eρH ρoρ [t.a.f.k.a.epHedro] dijo...

Estás sacando lo mejor de nosotros(trash).
Hoy me ha pitado uno por la calle y ha sacado la mano por la ventanilla porque se me había calado el motor. Y eso que lo primero que he hecho es poner las luces de emergencia (que, quiero creer, junto con la L es muy revelador de lo que está pasando).
Se puede ser asquerosito de muchas formas.

osKar108 dijo...

Conductas como esa me encienden mucho, pero yo también soy de los que no me suelo a atrever a hacer nada por miedo a lo que puede pasar, otra cosa es apoyar a alguien si hace o dice algo a ese tipo de gente (ahí sí que entraría), pero ser yo el primero, normalmente no suelo ser, pero te entiendo (y eso que yo "fumo", pero en mi casa o en sitios que no moleste, un mínimo de educación ante todo).

Saludos.