domingo, 8 de noviembre de 2009

Boston Legal - 1a Temporada

Esta semana pasada he tenido el placer de disfrutar de la primera temporada de Boston Legal. El que nos animásemos a verla se debió a las repetidas recomendaciones de los caballeros de Fuera de Series y de mi compañera Slayer, Lorena Gil.

Gracias a ellos, hemos empezado a conocer a la amplia galería de fabulosos personajes que pasean por esta genial serie de la ABC que empezó a emitirse en 2004 y que acabó el pasado 2008. Lo que me ha sorprendido es que se trate de un spin off de la serie El Abogado (The Practice), jamás pensé que una serie con tanto renombre derivase de otra.


Y es que lo mejor que tiene Boston Legal, obviamente son sus personajes. En especial, y como todo el mundo sabe, esa extraña pareja formada por Alan Shore (James Spader) y Denny Crane (William Shatner). Y no es cuestión de escoger, porque podemos tenerlos a los dos, pero yo me quedo con Crane. Cada una de sus frases son perlas y cada uno de sus momentos, joyas dignas de recordar.

El placer que le provoca repetir su propio nombre, o escucharlo de boca de otros... sobretodo de boca de su socia Shirley Schmidt (Candice Bergen), es graciosísimo, así como su egocentrismo exagerado, al considerarse invencible porque jamás ha perdido un juicio. Es consciente de su valía y no peca de falsa modestia. En un capítulo, cuenta este chiste, del que siempre me acordaré:

Llega un hombre al cielo y ve a otro hombre hablando ante un jurado. Le pregunta a San Pedro: ¿Y ése quién es? A lo que San Pedro le responde: Ah... ese es Dios, que está jugando a ser Denny Crane.


Y como estas... mil. Un personaje de esos que sabes que, a medida que avance la serie, no va a dejar de regalarte momentos maravillosos. Y no es el único, pero sí que para mí es el más destacable. Son muchísimas las caras conocidas que se ven desfilar por esta serie, y eso que solamente hemos visto la primera temporada más dos de la segunda, en los que ya hemos podido ver a Julie Bowen, Claire en Modern Family, como personaje regular.

Betty White (Las Chicas de Oro), Mark Valley (Fringe), T.J. Thyne (Hodgins, o The King of the Lab, en Bones), Freddie Prinze Jr. (maridísimo de la Gellar), Andy Milder (Weeds)... y en los dos primeros capítulos de la segunda, Heather Locklear... y sólo por poner algunos ejemplos porque si no, no terminaríamos nunca.

Resumiendo: un gran descubrimiento. Una serie que cuenta ya con muchos adeptos y que no me llamó la atención hasta que no escuché las recomendaciones que os comentaba al inicio del post. Ahora, me alegro mucho de haber comenzado, sobretodo porque, como suele pasar: ya me han avisado que la primera temporada es más flojita y que a partir de ahora la cosa mejora.

Espero sobretodo que Denny Crane, ese fantástico personaje del que ya soy fan, me siga regalando momentazos y carcajadas.



Y hablando de carcajadas... las que me pegué grabando el cuarto programa de The TV Slayers que ya está en circulación. Os invito a escucharlo y espero que lo disfrutéis, del mismo modo que nosotras disfrutamos grabándolo. En este link tenéis un avance... ¿Parece que se nos ha ido la olla? Pues efectivamente, así es.

¡¡Gracias!!

4 comentarios:

Marina Gallastegui Mozos dijo...

yo he visto capítulos sueltos, me gustaba mucho, a ver si un día retomo la serie.

satrian dijo...

La apuntaré para echarle un vistazo, me gustan las series de abogados, y vi el abogado.

Harmony dijo...

Pues te han hecho una muy buena recomendación, Boston Legal es muy grande, a mi me encantó, y como tu bien dices, esta serie sobre todo son Crane y Shore, ya verás como todos los demás pueden ir y venir, y salir o no salir, pero mientras hagan acto de aparición esta pareja sobra, aunque los secundarios según las temporadas van siendo mejores y mejores, Boston Legal son ellos. Yo recomiendo esta serie a todo el mundo, porque va mucho más allá de un simple procedimental legal, es una muy buena serie. Escribí una entrada cuando la terminé entera porque me encantó :)

Nahum dijo...

Es una serie que, extrañamente, goza de poco prestigio en la crítica española. Y no termino de saber por qué. Es fresca, tiene gracia y esconde más de lo que a primera vista parece.

Lo de repetir el nombre de Danny Crane me ha recordado aquel capítulo donde se encuentra con su hijo (si no recuerdo mal) y se tiran un minuto diciendo el nombre...