sábado, 21 de marzo de 2009

Actor o personaje

Si habéis visto Los Soprano sabéis de lo que hablo. James Gandolfini no es Tony Soprano. Definitivamente, Tony Soprano se comió a Gandolfini, ocupó su cascarón y se quedó a vivir ahí durante seis temporadas. Buscar otros trabajos de Gandolfini es inútil: puedes valorar su trabajo como actor, pero jamás encontrarás a Tony Soprano en ellos.

Algo similar ocurre con Simon Baker y Patrick Jane. ¿Es el actor Simon Baker tan encantador como Patrick Jane? Puede que sí, puede que no. Pero si ves El Guardián no encontrarás ni rastro de Jane en el personaje al que interpreta Baker en esta serie; básicamente, porque Patrick Jane aún no había nacido, ni siquiera había sido concebido. Pero, si es el mismo Simon Baker quien le da cuerpo y cara, ¿porque no podemos encontrar el rastro de Jane, ni siquiera en su sonrisa?

Cuando un personaje de serie se come al actor, ¿podrá éste resucitar de entre los muertos una vez la serie haya finalizado? Una de dos: o el actor jamás podrá deshacerse el aura del personaje, o el espectador buscará en vano señales que le traigan de nuevo a quien tantos buenos ratos le hizo pasar. Leí muchos comentarios que hacían referencia a la película 'Reflejos' de Kiefer Suttherland, que decían que era como ver a Jack Bauer interpretanto una película de terror. ¿Podrá Hugh Laurie alguna vez dejar de recordarnos al Dr. House en un futuro próximo? Supongo que todo depende de la fuerza del personaje que interpreten a continuación.

Porque un personaje no es sólo la apariencia del actor que lo encarna, sino mucho más.

8 comentarios:

Irene2 dijo...

Ojala a algunos les afectara en su vida personal y no solo en lo profesional. Porque Kiefer y Bauer como que se parecen más bien poco. xD

A los que les termina comiendo el personaje es porque solo tienen una forma de actuar. En mi opinión.

Y también están los directores que buscan en los actores el mismo personaje que han ido interpretando. Véase al elenco de Friends.

Sunne dijo...

Que buena entrada, una reflexión muy acertada, eso quiere decir dos cosas, que el guionista se lo ha currado mucho y que el actor ha tenido "su momento" y lo ha clavado. ¿Destino? ¿suerte? sea como sea, Gandolfini es Tony, pa toda la vida.

AL igual que Phoebe es Phoebe y Locke será Locke.

Yota dijo...

Es que Jack es mucho Jack, yo desde que empezó 24 soy incapaz de ver a Keefer con otro papel, de hecho la pelí esa que tiene con Michael Dougles y Eva Longoria de la casa blanca y tal, casi parece un epi de 24.

freddyvoorhees dijo...

Hmm, Laurie tiene tantisimo bagaje (qué ENORME está en Black Adder xD) detras que a mi casi se me ahce mas raro verle como House que verle en otro papel xD.

Ivan dijo...

Hola.
Hay dos tipos de grandes actores: los que imponen su personalidad en la pantalla y los camaleónicos.

De los primeros, John Wayne y Humphrey Bogart son los clásicos exponentes. De los segundos, mi fetiche es Robert De Niro, que poco a poco ha ido moviéndose hacia el primer grupo.

A Gandolfini lo descubrí en The Mexican, donde borda su papel secundario.

Saludos,
Ivan.

Eldemo dijo...

Eso pasa en Galactica, que es una serie de personajes. Me va a ser imposible volver a ver a todos los actores en otros papeles y no es porque sólo tengan un registro, como dice Irene2, sino porque han bordado a sus personajes y quieras que no, esto no es una película y 4 años (en este caso) haciendo de un personaje acaba pasando factura.

Eldemo dijo...

Por cierto, la entrada genial :D

Ulyanov dijo...

Una excelente reflexión. Me ha encantado! Me da qué pensar! Muchos besos!!!