jueves, 27 de noviembre de 2008

In Treatment - Laura




Atención: alguna de mis afirmaciones o pistas pueden considerarse 'espoilers'. Este post contiene lo visto hasta el capítulo 21 (incluido). Sigue a partir de aquí bajo tu cuenta y riesgo...

Cada lunes, Paul recibe a Laura. Laura no me cae bien. Y me voy a quedar en algo superficial, pero a la vez muy molesto: Laura no me gusta porque se pasa los capítulos enteros sorbiendo mocos y hace mucho ruido. Como es algo que me resulta tan desagradable y como en el primer capítulo aparece llorando desconsoladamente, lo que le provoca una 'absorción' de mocos brutal, ya se me cruzó. Es de esas cosas viscerales, que una no quiere que le ocurran, pero que no se pueden evitar.

Sea como sea, naturalmente, valoro mucho el personaje de Laura, ya que hace saltar todos los resortes de Paul. La relación entre ambos, a mitad de temporada, es ya más que tensa. Ha superado los límites éticos entre terapeuta y paciente, y Paul parece mucho más trastornado que ella. Han llegado a un punto de no retroceso, y después de haber visto este capítulo 21, es decir, el quinto lunes de visita de Laura, no sabemos qué pasará a continuación: si seguirán viéndose, si terminarán la terapia, si pulverizarán la barrera que hace que la tensión sexual entre los dos no se resuelva.... Qué pasará.

En el punto donde me encuentro, se ha descubierto que Laura ha mentido a Paul. Parece algo muy gordo lo de mentir a tu psicólogo, aunque sé que mucha gente lo hace. Es altamente perjudicial, pero supongo que también es inevitable en según qué casos. Cuando Paul se da cuenta de que Laura le ha mentido, la cara que pone no tiene precio. Literalmente, se queda de piedra, o de hielo. Parece que si le hubiesen dado un golpe fuerte en ese momento, se hubiese roto, desquebrajado. Laura le confiesa, de nuevo, algo sexual, pero esta vez relacionado con su adolescencia, con sus recuerdos, con su primera vez. Y no es tal y como le había contado tiempo atrás. Es decir, durante un año de terapia, Laura ha engañado a Paul.

Supongo que Paul no se siente traicionado a estas alturas sólo como terapeuta, dada la relación de intimidad (no física) que ha construido con Laura, supongo que se siente traicionado a nivel personal más que a nivel profesional. Y es que, según como yo lo veo, Paul se encuentra con sus pacientes, y no sólo con Laura, en una situación tan complicada, creo que se ha implicado tanto, que la serie a partir de aquí va a tomar otro camino. Yo estoy dispuesta a ver, y ni me sorprendería cómo Paul se libra de todos y cada uno de sus pacientes... Aunque no se me ocurre cómo continuaría entonces la serie. Así que supongo que la solución será otra.

3 comentarios:

missmole dijo...

Yo no voy a leer mucho porque pienso retomarla algún día, pero el único capítulo que vi fue la primera sesión con esta chica y fue lo que no me animó a seguir,jeje.

Van Hessa dijo...

Sí bueno, la verdad es que es un personaje crucial. A ver si te animas. Vale la pena verla.

Eldemo dijo...

Uy, no voy a leer nada que quiero ponerme con esta serie ahora!