viernes, 28 de noviembre de 2008

In Treatment - Alex



El primer día que vi a Alex pensé 'este tío sale en otra serie', y efectivamente, aparece también en Dirty Sexy Money. Se trata del actor Blair Underwood.

Alex es un piloto de aviación que en la guerra de Irak lanza una bomba sobre una escuela donde mueren 16 niños. Típico militar con delirios de grandeza, que se siente superior al resto, que se considera en la élite de la raza humana. ¿Pero qué esconde? A estas alturas, Paul está muy cerca de descubrir qué es lo que Alex esconde, y el mismo Alex también está a punto de darse cuenta, si no lo ha hecho ya, que tiene mucho que replantearse sobre su vida.

Aviso: a partir de aquí comentaré temas sobre la terapia de Alex que se han tratado hasta el capítulo 27 incluido. Esto quiere decir que a partir de este punto, hay espoilers...


Al llegar al capítulo 27 yo me había hecho dos teorías sobre lo que vamos a descubrir sobre Alex: a) es homosexual o b) ha sufrido abusos por parte de su padre. Puede que me equivoque y que no sean ni la 'a' ni la 'b', pero la orientación que está tomando esto parece que va a demostrar que ambas opciones no son del todo incorrectas. Después de la sesión del episodio 22, tenía mis dudas sobre si Alex iba a volver a terapia, pero afortunadamente, Alex ha vuelto. En el capítulo 22, Alex y Paul se enzarzaron en una violenta pelea. Alex acorraló a Paul, contándole sus descubrimientos sobre la vida privada del psicólogo hasta que le hizo explotar... hablándole de Laura, por supuesto.

Hubo una relación a tres bandas Laura - Paul - Alex que hizo durante dos semanas que los lunes, martes y viernes (el día que Paul se ve con Gina), fuesen como una pasta homogénea dentro de la serie... como una subserie dentro de In Treatment. Pero también era algo que olía a fracaso de lejos, así que pronto terminó.

El personaje de Alex me gusta, pero no es mi preferido. Es un personaje me pone muy nerviosa cuando Alex se muestra agresivo. Siento las ganas de explotar que Paul debe de sentir, siento la tensión a la que el paciente constantemente expone al terapeuta. Pero también es un personaje que da tanto juego... Es un tipo duro que en un abrir y cerrar de ojos se convierte en un bebé. Un bebé con barba y con unas manos enormes, pero un bebé al que dan muchas ganas de abrazar y consolar. Verle llorar en este capítulo 27 y ver todo lo que Paul le está haciendo sacar, ha sido un momentazo que ha hecho del 27 un capitulón-capitulón.

2 comentarios:

Ruth dijo...

A ver, a ver, el tal Blair está de toma pan y moja y el tipo ya salía, si no me equivoco, en La ley de Los Ángeles. Este tipo tendrá que terminar ganando un Emmy. Aún no entiendo cómo Miranda fue capaz de dejarle en Sexo en Nueva York y yo veía Lax sólo por él.

Soy su fan número uno.

Van Hessa dijo...

Te creo, te creo. Eres super fan, ya se nota.