sábado, 19 de junio de 2010

TVD: Primera parte de la 1a temporada

Más que un post, creo que necesito un blog entero para hablar de mi última obsesión. Cuando vi el piloto, la puse a caldo, y no me retracto de nada de lo que dije, sino que añado un "y a pesar de ello, ¡me gusta!". También podría explicar las razones que me llevaron a darle una segunda oportunidad, como si me estuviese justificando, pero no... sólo diré un nombre: Pere (o Crítico en Serie, si os gusta más el rollo 2.0).

*Por si os apetece escuchar algo de lo que tiene que decir al respecto, al final del debate de este episodio del podcast La Caja de Spoilers, Pere habla sobre TVD.

Esta entrada no contiene spoilers, así que hayas visto o no la serie, estás invitado a visitar este pequeño pueblo de Virginia llamado Mystic Falls.

No quería empezar esta nueva aventura vampírico-adolescente de malas maneras, así que empecé viendo el piloto por segunda vez. La cutre-niebla seguía allí (pero debo decir que dejan de abusar de ella bastante pronto), los actores y actrices súper afectados y bastante limitados allí seguían, y todo lo que un día nos explicó Anne Rice en sus novelas obviado e incluso violado.

Pero esto es el siglo XXI, y aunque el mismo Damon "Somerhalder" Salvatore se llegue a escandalizar de lo que está leyendo en Crepúsculo, y recuerde con nostalgia a una Anne Rice que sí que sabía de qué iba el tema, hay que rendirse a la evidencia de que los vampiros ya no son lo que eran. Los vampiros de este culebrón enorme y maravilloso, también conocido como The Vampire Diaries, van al instituto, lavan coches a pleno sol, e incluso juegan a fútbol americano.

En TVD todo está centrado en la bisutería: anillos con propiedades mágicas, relojes de bolsillo que son un GPS de vampiros, y otros artefactos misteriosos con pinta de joya antigua que tienen unas propiedades extraordinarias. Y la kryptonita de los vampiros de TVD es la verbena, una hierba que les intoxica y debilita.

Stefan Salvatore, el hermano bueno de Damon, regresa a su pueblo de origen, Mystic Falls, un fatídico día y descubre que Elena es la viva imagen de su antiguo amor, Katherine, quien cautivó a los hermanos Salvatore. Katherine "a mí me daban dos" Pierce. Entonces, "decide quedarse y conocerla, aún conociendo los riesgos", como se empeña en contarnos en cada inicio de capítulo.

Porque si algo tiene la CW es que se pone muy cansina en lo que a "Previously on"'s se refiere. Otro tic característico de las series de esta cadena, es la música de fondo mientras los protagonistas mantienen conversaciones presuntamente profundas. Al principio, extraña un poco, pero muy pronto acabas por acostumbrarte, y hasta gusta ese ambiente de vídeo clip. Y hablando de vídeo clips...


En TVD tenemos también chicos estupendos sin camiseta. Otro rasgo característico de CW. No había visto tanto destape gratuito desde que a Sabrina se le salió un pecho en Nochevieja. Pero, ¿quién soy yo para juzgar?

¿Y quién es nadie para juzgar si yo soy el público objetivo de este tipo de series? Tenía que decirlo. The Vampire Diaries es adictiva: 22 episodios en una semana. The Vampire Diaries me ha divertido tantísimo, que... "I'm seventeen again". Especial mención a Noechan, con quien he visto y comentado esta serie paso a paso. Sin ella no hubiese sido tan divertido. En cada episodio ocurren multitud de cosas, no te dan descanso, es muy salvaje, y es una serie ideal para acabar diciendo, con los ojos muy abiertos "oi oi oi oi oi...". Pero sigo con los destapes gratuitos:

Escena de conversación muy trascendental entre los hermanos Salvatore en el tercer o cuarto episodio. Damon aparece con el torso desnudo y Stefan con una camiseta interior; fiesta de Halloween del instituto, a la que Elena acude disfrazada de enfermera cachonda (lo que me quedaba por ver): el hijo del Alcalde va vestido de... ¿emperador romano?... bueno, la cuestión es que va semi desnudo.

Pero el recopetín fue el día en el que Elena se lleva Stefan a un lavado de coches que han improvisado los estudiantes en el parking del instituto: con un fondo de cuerpos jóvenes esculturales de ambos sexos, mojándose y enjabonándose, un señor mayor con alzehimer le hace a Elena una de las declaraciones más importantes de la serie. Quiero una casa con vistas a CW ya.

Aunque a Pere le moleste, no puedo evitar comparar The Vampire Diaries con Gossip Girl. Pero prometo que lo hago sólo por la estética de las jóvenes extremadamente delgadas (¡lo que deben de ahorrar en catering!) y los chicos musculaditos, amén de los alisados estilo japonés (Elena pronto pasó a ser conocida como Peloliso).

Y la otra serie a la que me recuerda es Angel, porque uno de los protagonistas, Stefan, es el típico vampiro que rechaza la sangre humana, que vive atormentado por su condición de vampiro y que se enamora perdidamente de una mortal. Lo que conocemos comúnmente como un triste, y volviendo a Anne Rice, lo que en parte era el personaje de Louis. Durante esta primera parte de temporada, Stefan y Elena se dirán mil veces "te quiero pero lo nuestro es imposible".

Como Stefan es tan aburrido, mejor os cuento sobre su hermano: Damon Salvatore, también conocido como Somergrijander o Grijalder, a secas. Somergrijander es Boone, de Lost, con la misma mirada torcida de perturbado, la misma cara de muñeco diabólico cuando sonríe y las mismas orejas horribles.

Pero en TVD, Somergrijander hace un papelón de psicópata despiadado que lo convierte en absolutamente irresistible. Desde su primera aparición, Damon deja claro que él va a llevar el peso de la serie y que él va a ser el personaje interesante, cachondo y... psicópata. Porque es un asesino psicópata despiadado y sin alma, de la cabeza a los pies.

Hay muchos grandes momentos en los primeros episodios de la serie, curiosos, divertidos... como el que tiene lugar al inicio del capítulo número 3: Friday Night Bites. Ver esta serie representada por los actores que trabajan en ella es grande, pero verla representada por Crítico en Serie, en una terraza de Rambla de Catalunya una tarde de viernes de primavera, es... Es Friday Afternoon Bites, sin duda.

Os dejo esta captura, ya que insertar el vídeo ha sido misión imposible. Aquí está el link a Youtube

Los vampiros de The Vampire Diaries llevan el "glamour" hasta el extremo, pueden hipnotizarte para que hagas, pienses o recuerdes cualquier cosa. Damon es un máster del control mental y lo usa para conseguir lo que quiere cuando quiere.

Tampoco se corta un pelo a la hora de matar. Aunque en algún momento ponga cara de bueno, o suelte un discursito que pueda hacerte pensar que ha entrado en razón, al cabo de 0.2 te estará rompiendo el cuello, chupando la sangre o arrancando el corazón sin pensárselo. Sus crímenes siempre son ultra-rápidos y a la vez elegantes. ¡Artista! Su sentido del humor, que le lleva a estar bromeando continuamente con fina ironía, también ayuda a que el personaje destaque por encima de Stefan el Triste, Peloliso, la bruja Bonnie y el resto de la pandilla.

En TVD encontramos todos los estereotipos en cuanto a personajes que pueden coexistir en este tipo de series: el ex novio de la protagonista, que sigue colado por ella; el chico misterioso recién llegado, el hermano pequeño descarriado, los adultos responsables que esconden secretos y no pintan nada, y la cougar del pueblo.

Bonnie es la mejor amiga de la prota. Aparece y desaparece como el Guadiana. Es una bruja que desciende de una estirpe de brujas super poderosas y ella y su abuela tendrán un papel bastante importante. Damon tiene una misión y las necesitará para llevarla a cabo. El inesperado desenlace dará lugar a nuevas tramas y a la aparición de nuevos personajes, algunos de ellos, ya vistos en flashbacks (bastante lamentables estéticamente hablando) que nos muestran el pasado remoto de los Salvatore.

Pero para nuevos personajes, destaca Alaric, un profesor que llega para sustituir a otro al que Damon quita de en medio con una rapidez increíble, ante los ojos atónitos del atontado de su hermano. Alaric sabe mucho más de lo que cuenta, ha llegado a Mystic Falls con un propósito y además, es muy guapo. Se abre la puerta de clase y entra un profe cañón. Conclusión: este tío será importante.

Tuve que intentar explicarle a alguien que no ve la serie quién es Alaric. Ahí me di cuenta de cuán grande y complicado es este culebrón. Y para mí culebrón no es despectivo. Cuando intenté explicar su origen, y lo que más tarde descubrimos de él, tuve que hacer referencia a un mínimo de tres personajes, relacionarlos con él y a la vez entre sí, remontarme un par de generaciones atrás y volver luego al presente haciendo mención a un secreto desvelado. Explicarlo sin spoilers es misión imposible. La serie avanza, la trama se complica y no dejan de aparecer nuevos personajes. TVD es de todo menos simple.

No puedo cerrar esta primera entrada sobre TVD sin retomar la idea de que esta serie juvenil es, ante todo, salvaje. Y cuando digo salvaje, digo que no escatima en escenas impactantes: si hay que mostrar sangre, o hundirle a alguien los ojos en la cara, se hace, y no se anda con rodeos a la hora de eliminar personajes que parecía que iban a tener bastante protagonismo en la historia. No es recomendable hacerse fan de nadie o de casi nadie en esta serie, porque corres el riesgo de quedarte sin favorito en lo que Damon tarda en desgarrar una carótida.

Aunque en la primera parte de la temporada pasan muchas cosas interesantes, la avalancha de what the fucks, personajes interesantes, y situaciones rocambolescas, tienen lugar a partir de la segunda mitad de temporada, o más concretamente, a partir del capítulo 11, sobre lo que ya escribiré en otro post.

CONTINUARÁ... oh, sí...

16 comentarios:

Cohenmoises dijo...

Totalmente de acuerda en que es muy muy cansino que en el "previously on" se repita lo mismo una y otra vez...
a mi la serie me gusta bastante aunque a veces tengo la sensacion de que pasan demasidas cosas en pocos episodios..
te presentan a un personaje nuevo y te lo matan en el mismo capitulo... o cosas asi... no te parece?

satrian dijo...

Entre mis tú, mis "sobris" y parte de la blogosfera, le voy a tener que dar una oportunidad a la serie de la niebla.

Valentina dijo...

Grande, me encanta tu post apasionado. Comento como una nueva víctima de los colosales encantos de Mystic Falls y como ya sabes, me convenciste ayer, soy un efecto colateral de tu charla con Critico en Serie.

El episodio de Halloween es el séptimo, lo estoy viendo justo ahora :P

Noechan dijo...

Bravooooo!! Viva los dramas teen que te dejan con un cliffhanger de dos pares de vampiros.
Ainns Damon, Damon quien te pillara

Vanessa dijo...

Gracias compañeras de fatigas y maníacos en potencia. Y a los que se hayan leído la entrada entera... ¡¡mil gracias!! Porque sé que ha de ser duro.

Cohenmoises: sí, me lo parece, el tratamiento de los personajes es salvaje como la serie misma. Algunos son una mera excusa, otros son exterminados para dejarte con cara de imbécil y otros que pasan por allí y parece que no van a ser importantes, se convierten en la clave de la trama. Delicioso.

Satrian: haz caso a tus sobris ;) Ahora en serio... Esta serie es para verla con "ganas de fiesta". No sé si me explico... Si nos ponemos las gafas de pasta, la mano en la barbilla y el chip HBO, mal vamos. Pero si sabes que vas a enfrentarte a Supernatural+Buffy+Gossip Girl... y con ganas de pasarlo bien, adelante.

Valentina: Gracias. Cuando acabé de escribirlo, pensé: a lo mejor en lugar de escribir tendrías que haberte grabado en vídeo explicando lo que querías explicar. Pero la vergüenza y el sentido común me lo impidieron.

Noechan: Querida compañera de aventuras, sin tí no hubiese sido lo mismo. ¡¡Tenemos que planificarnos la segunda temporada!!

Crítico en Serie dijo...

¡Cuánto amor se deduce a partir de tus palabras...!

Me encanta ver que la recomendación fue fructífera y que has quedado rendida a los pies de Mystic Falls. ¿Te has dado cuenta de cuán grande es este pueblo? Tienen misses, cabalgatas, fiestas de los fundadores... ¡y muertes cada fin de semana!

Y aunque algunos critiquen que aparecen personajes para morir dentro del mismo episodio... ¡pues la vida es dura! Es su forma de alargar las tramas y, a pesar de estos personajillos, hay que tener en cuenta que igualmente TODO avanza de un modo y otro.

Pero a diferencia de ti, que sientes un amor desmesurado por Grijalder, yo soy Stefanista a muerte. Adoro la maldad, por supuesto, pero como rival a abatir. Y por encima de todo mi amor es para la Brujilda de la serie. Esa actriz me da escalofríos cada vez que la veo (en el buen sentido) y está clarisísimo que tendrá mucha importancia de ahora en adelante. Ya no es la que levanta plumas. Ahora da miedo cada vez que hace una de esas miradas torcidas.

krys dijo...

Ouh yes. Me alegro que otra más haya podido disfrutar de lo que es esta serie y lo que muchos se están perdiendo por un piloto cutre con demasiada niebla.
La segunda parte de la serie es inevitable no verla lo más seguido posible, adictiva es poco. Describes todo a la perfección sin decir nada, yo no podría haberlo expresado mejor. Esperando tu segunda entrega!

Saludos.

LiPooh dijo...

Genial!!! Otra más para el club TVD!!! Al principio eramos pocos y luego... conquistaremos Mystic Falls!!! Jajaja.

Me quedo con tu frase de "TVD es todo menos simple".

A disfrutar de la segunda parte porque aunque parezca mentira va a mejor!!! Jijiji.

Saludicos.

Noa dijo...

Pues a mi tu entrada se me ha hecho corta, fíjate.
A mi no me da corte decir que me ha gustado. La vi más sola que la una, eso si... Después de poner a caldo su piloto, por cosas que no vienen a cuento la empecé a ver y mira, ¡enterita! Y con ganas de ver la 2ªT oye!
Me encanta su rollo culebronesco (de buen rollo), que vengan y vayan personajes, que se líe de todo con nada, que hayan mil y una tramas nuevas y pasadas, que cueste la vida explicar de qué va, te lo pasas genial!, y criticando a los soooosos de los protagonistas más. Eso si, a Damon ni tocarlo!! Desde Spike que no me lo pasaba tan bien con un vampiro pordiossanto!
Pere me dijo un día en su blog que tenía que verla con ojos de adolescente... no me hizo falta, me ha rejuvenecido! jajaja.

¡TeamDamon! ;)

Acuaryus_me dijo...

Weeee jajaja que fuerte leerte con un post como este sobre esta serie. Hay mucho palotismo por Mystic Falls.

jaktens dijo...

Buenas!!!!! una preguntita, un de los chicos es Boone en Lost?????

Vanessa dijo...

Dani: Sí señor.

Acuaryus_me: Pues sí, no te voy a decir que no hay escenas súper hot porque tú ya has visto también la serie y lo sabes bien.

Noa: todo lo que tú me cuentes, yo lo sé, jaja!

Lipooh: De hecho, ya la terminé en el momento de publicar esta entrada, pero ante la increíble longitud de la misma, preferí dividirla en dos partes. Uff.

Krys: Gracias. Adictiva al máximo, sí.

Pere: GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS, etc.

Nahum dijo...

Jaja, yo la dejé horrorizado en el piloto... pero mi mujero siguió con ella y se mostró tan encantada como tú. Le gustó muchísimo.

Debe de tener algo, pero yo ando saturado de vampiros.

Un telespectador más dijo...

Como me gusta que hayas escrito un post como este, precisamente tu. Sin duda, animarás a más de uno a que le de una oportunidad y pueda caer rendido ante los vampiritos de la CW.

Lo mejor es que ya la has puesto muy bien y solo has hablado de la primera parte...cuando hable de la segunda ya será la repera!

Saludos!

Lorena Gil dijo...

Por culpa de Noa y también tuya, todo hay que decirlo, ahí estoy viendo la serie enganchada como una teenager cualquiera.
A peloliso no la aguanto y a Stephan, para mí cabeza buque, tampoco y es evidente que Damon tiene su culpa.
Para mí TVD es 90210+twilight con alusiones a Buffy y Ángel.
Como bien sabrás, me engancho a cualquier culebrón teen que se precie y este es uno de ellos. Amén de eso me ha encantado como lo has descrito.
Por cierto, creí que sacarías a Depeche a relucir.

Vanessa dijo...

Nahum: Me pasó lo mismo, si buscas en el baúl de los recuerdos encontrarás una entrada al respecto nada cariñosa. Pero, la vida te da sorpresas...

Untelespectador: veremos qué tal sale el post de la 2a parte (si sale) porque ahora ya me he metido en otros temas, lo tengo a la mitad y no sé yo...

Lorena: la mención a Depeche Mode está en el vídeo. Esa canción además me gusta especialmente y me gusta escuchar hasta las versiones que de ella hacen otros grupos como Lacuna Coil que por cierto te recomiendo (canta una chica). Tú nos llevabas ventaja gracias a 90210, y se ha de notar. Ahora a por Tell me you love me, nena.