sábado, 26 de junio de 2010

Kiss: You want the best, you got the best (Barcelona, 24/06/10)


Muy lejos queda ya 1997 y mis recuerdos de la primera vez que vi a Kiss son muy confusos. Digamos que recuerdo vagamente un espectáculo de Rock and Roll bastante excéntrico y la interpretación del tema Guantanamera. Poco más. La cuestión es que no estaba muy segura de si realmente cantaron Guantanamera o si fueron alucinaciones mías. El pasado jueves, 24 de junio, repetí la experiencia y pude confirmar, entre otras cosas, que no lo imaginé.

KISS es uno de esos grupos a los que todo amante del Rock and Roll debería ir a ver una vez en la vida. Y si me apuras, cualquier persona que quiera ver un espectáculo sin igual, también. Luces, pantallas gigantes, pirotecnia, disfraces, maquillaje, rock and roll festivo y mucha, mucha diversión. Los clásicos de la banda invitan a la fiesta, una fiesta que comenzó nada menos que así:



Pero la fiesta ya era un hecho antes de que KISS pisasen el escenario. La cantidad de gente con la cara pintada emulando a la banda era impresionante. Y en ningún otro concierto he visto a tantas generaciones juntas para pasarlo bien. Abuelas con la cara pintada como Paul Stanley, niños con las pinturas de guerra y el peinado inconfundible de Gene Simmons, y auténticos profesionales del homenaje que llevaban todo el equipo, plataformas incluídas.

El Palau Sant Jordi no estaba hasta la bandera, pero estaba lo suficientemente lleno para que al levantar la vista hacia las gradas no se viesen demasiados huecos. En la pista, se podía bailar con tranquilidad a una distancia prudencial del escenario, aunque era inevitable el contacto físico con los que te rodeaban. Bailar, cantar y saltar sin descanso, con casi todos lo temas que tocaron esa noche.

Repasaron bastante a fondo su último disco Sonic Boom, pero por supuesto que no obviaron los clásicos de la banda, como este Love Gun que incluyo en el post por el simple hecho de ser mi tema favorito del cuarteto de Nueva York:


No faltaron los artificios que todos esperábamos y que no por eso dejaron de sorprendernos: en el solo de guitarra de Tommy Thayer, la guitarra se marchó "volando" una vez hubo terminado, y en el solo de bajo, no nos faltó ver a Simmons escupiendo sangre falsa bajo una terrorífica luz verde.

Gene Simmons fue elevado hasta el arco superior de la torre de luces y desde allí arriba nos tocó, y Paul Stanley se sirvió de la tirolina para acercarse al centro de la pista y cantarnos desde allí el I Was Made for Loving You. Lo dicho: un ESPECTÁCULO, con mayúsculas.


Y para terminar esta espectacular noche de fiesta: Rock and Roll All Night... and party everyday! Enterrados en confetti y con una pirotecnia que nos venía que ni pintada por ser el día de Sant Joan, dejamos marchar a esta legendaria banda de Rock que inició su carrera en 1972 y que sigue dando caña de una manera admirable.

5 comentarios:

Pili Ramone dijo...

Muchísimas gracias!
Lo he pasado genial leyendo el post y viendo los vídeos, y cada vez tengo más ganas de verlos en directo...
Tiene que ser todo un espectáculo!
Gracias de nuevo! :)

Alberto dijo...

Yo los vi en Vitoria. Llevaba esperando ese concierto desde el año 1978. Ha sido maravilloso. Sólo me falta por ver a Rammstein y creo que ya me puedo morir en paz.
Mis felicitaciones por tu blog. Muy bonito y cuidado.

Vanessa dijo...

Pili: Es todo un espectáculo. No entiendo por qué me das las gracias, pero de nada.

Alberto: ¡Gracias! Entiendo que después de 32 años esperando, lo vivieses como todo un acontecimiento y más todavía.

Yota dijo...

Yo los vi en Madrid, y pese a que la voz de Paul no estaba muy fina me volví a emocionar de principio a fin.

Es que Kiss son muy grandes.

Choppero dijo...

Tu comienzo lo dice todo You want the best, you got the best seis veces los he visto ya y nunca me canso. algo increíble como bien dices ver a tantas generaciones unidas por la misma música