domingo, 4 de octubre de 2009

Full Hearts... El final de la 1a temporada de Friday Night Lights


Cuánto me alegro de haberle dado una segunda oportunidad. Qué buenos momentos. Se me amontonan en los dedos las cosas que decir... Empezando por las escenas de los partidos, que han sido súper emocionantes. Aún sin comprender ese juego (ahora ya un poquito más, lo reconozco), debido su espectacularidad, y gracias a lo bien montado que lo muestra la serie, es imposible no emocionarse con cada touchdown, con cada carrera y con cada placaje.

Pero Friday Night Lights es ante todo una serie de personajes. Una serie coral de las de manual. Un buen puñado de personajes, con tramas independientes que se cruzan las unas con las otras. Unos personajes destacados por encima del resto: los líderes del equipo, sus novias, sus familias; el entrenador y su familia; el cacique del pueblo, también con problemas caseros... Una historia sobre vidas. Sin más.

Pero unas vidas en un contexto que a mí personalmente me es muy extraño y lejano. Un pequeño pueblo de Texas, Dillon, donde el fútbol es lo más importante. El fútbol es el futuro para muchos, y para otros, la única vía de escape a una vida triste y en ocasiones incluso miserable.

A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS SOBRE LA 1a TEMPORADA DE FRIDAY NIGHT LIGHTS

El entrenador Eric Taylor llega a Dillon con su mujer Tami y su hija Julie para hacerse cargo del equipo de fútbol del instituto, los Dillon Panthers. En el primer episodio, uno de los pilotos más completos y brutales que he visto (junto con el de The Shield y alguno más que ahora no se me ocurre), la figura del equipo, el quarterback: Jason Street, sufre una lesión que le dejará el silla de ruedas. Y esto es sólo el principio de la serie.

Este incidente llevará a Matt Saracen, el eterno segundón, a convertirse en la figura del equipo. El típico chico tímido cuya vida personal es un cúmulo de desgracias, elevado a la categoría de semi-dios por un pueblo entero. Matt será también el novio de Julie, la hija del entrenador. Y ahí una trama personal y familiar empezará a tejerse, con sus altibajos, sus momentos tiernos, sus momentos simpáticos, sus momentos de tensión, y que yo espero que continúe en las próximas temporadas.

Otra figura del equipo es Tim Riggins. Su familia también está rota, y su vida personal es un desastre. Aficionado a la bebida, novio de la chica "ligera" del pueblo: Tyra Colette. Para mí, Tyra es uno de los mejores personajes que tiene la serie. Es la Jessica de Supernatural, la novia de Sam, que si bien en la serie de los Winchester pasa desapercibida, aquí hace un papelón de los buenos. De los personajes femeninos, es mi preferida junto con la Sra. Taylor.

Tami Taylor, esposa del entrenador y consejera de los alumnos en el instituto. Su relación con Tyra es una historia muy bonita, en la que vemos a Tami dispuesta a ayudar, poniendo sus esperanzas en una chica que había dado su futuro por perdido por culpa de una madre disfuncional y una familia de mujeres perdedoras y desgraciadas.

Y podría seguir enumerando, y hablar de la relación de la madre de Tyra con Buddy Garrity, el cacique del pueblo, el hombre poderoso e infiel a su esposa. Es el padre de Lyla Garrity, animadora, novia del malogrado Jason Street, hasta que su relación se rompe después de varios problemas e infidelidades por ambos lados... Hipócrita, pija, consentida, beata... Un personaje que promete cambios de caras a la próxima temporada pero que de momento, a mí no me ha convencido. No le compro ni su cara, ni sus expresiones, ni sus actuaciones... nada de ese personaje me convence por el momento.

Pero en este tipo de series en la que la evolución de los personajes es lo que más peso tiene, una no se puede fiar de las apariencias. Hay casos perdidos, como el de Smash Williams, que empezó la serie resultándome bastante molesto y la ha terminado de la misma manera, o el ya nombrado caso de Lyla. Pero hay personajes, como el de Tim Riggins, que si bien al principio de temporada no me gustaban en absoluto, han acabado ganándose mi opinión favorable.

Y es que de Friday Night Lights se puede hablar y escribir largo y tendido, porque cada personaje, cada personalidad en ese pequeño pedazo de Dillon, Texas, tiene infinidad de cosas que contar. Yo destaco de la serie la calidad de las interpretaciones, porque te los crees a todos. En ocasiones parece que estás viendo un documental o un reality en lugar de una serie, y no sólo por la manera en la que está rodada, sino por el realismo que cada actor sabe dar a su personaje.

Después de un paréntesis, retomaré la serie en su segunda temporada. Mientras tanto...

CLEAR EYES, FULL HEARTS, CAN'T LOSE!!

8 comentarios:

satrian dijo...

A Saracen al final le pillas muchísimo cariño.
Sigo tus comentarios por el twitter sobre la serie, porque has ido enganchándote y emocionándote con ella poco a poco, cambiando de ideas sobre los personajes, y muchas veces me he reido contigo, Mrs. Coach ;)

Noa dijo...

Este finde he estado (estoy) malita y, lo que hace no salir... me he visto enterita la 2ª temporada y, te aseguro que, si te gustó la 1ª, q se puede decir q casi hemos visto a la par, vas a disfrutar el doble con la 2ª.
Personajes como Matt, Tim, Tyra,Landry... se hacen imprescindible. y claro, sigo odiando con todo mi ser, como debe ser, a Lyla :P

Yorch dijo...

Siguiendo el mensaje de Noa... la 3ª es aún mejor ^^

Un saludo y a disfrutarla!!

Nahum dijo...

Saracen y Landry son los Epi y Blas de la serie...

A mí me gustó mucho la primera temporada (no así la segunda, bastante inferior), pero nunca terminé de entender el porqué de tanto movimiento de cámara. Algo que en "The Shield" va con la trama, aquí se convierte en un formalismo gratuito.

Un telespectador más dijo...

Es una de mis grandes pendientes, pero ya la tengo en mi disco duro y este curso nos ponemos con ella (creo que detras de la 4ª de Galllactica), asi que ya la comentaremos ejje

Saludos!

Adri dijo...

Siiiiii!!!! Tenemos otra FNL adicta!!! :)

Si te gusta Tyra ahora, entonces cada vez te gustará más porque es un personaje que evoluciona ENORMEMENTE con las temporadas. A mí al principio no me gustaba (no como personaje sino porque no la soportaba xD) y ahora (aunque sigue sin caerme especialmente bien) me encanta.

Que serie más grande, madre... La verdad es que daría lo que fuera por volver a disfrutar de la primera temporada como la primera vez. Es una de las mejores y más redondas que he visto en mucho tiempo :)

Aviso: La segunda tiene un par de tramas, digamos, cuestionables :P Ten paciencia porque se nota el intento (y obligación de NBC a la productora) de hacer la serie algo más "culebrón" para captar audiencia. No digo que sea mala, ni muchísimo menos, pero no es tan genial como la primera.

Suerte que en la tercera ya no importaba tanto el tema audiencia y la tercera es, de nuevo, una maravilla. Y la cuarta promete ser tremenda!

Serieina_Felipe dijo...

A mi la primera temporada me pareció redonda en todo los sentidos y una de las mejores temporadas que he visto. Todos los personajes, las historias, la producción de la serie son sobresalientes.

Me alegro de que tengamos entre nosotros una FNL adicta más :D

LoFelip dijo...

Estoy contigo, es uno de los mejores pilotos que he visto. Es imposible que al verlo no sigas viendo la serie. En cuanto a Smash, al final te caerá bien, ya verás. Y como bien dices los personajes son auténticos, es lo que te engancha de la serie.