lunes, 26 de julio de 2010

Series en Verano de 2010: Tercera parte

Quien bien te quiere te hará llorar...

Eso dicen. En este caso, es una exageración, pero me sirve como pie para contar mi experiencia (traumática) con la serie Louie. Alguien querido, de hecho fue Thursnext, me la recomendó... Y no me ha hecho llorar, pero me ha parecido un horror de serie. De esas que te afectan al estómago. Y siento ser tan brusca, pero es que hay veces que no se puede maquillar lo visto. Nada. Horrorosa.

Sigo con (o mejor dicho, contra) Haven. Me puse con el segundo episodio más por curiosidad que por otra cosa. Y creo que lo que más me repele de la serie son sus dos protagonistas, la FBI rubia y el policía pseudo-guaperas. Además, el segundo capítulo me pareció una especie de repetición del primero, en parte porque alguien enfadado provoca algún acontecimiento negativo y fuera de lo común, y las personas a su alrededor, sospechosos de entrada, al final resultan ser las pobres víctimas que tanto le quieren. No os puedo dar más información porque no acabé de ver el episodio. Confirmado el descarte.

The Gates es otra que he descartado. Me puse con el tercer episodio sin muchas ganas, porque aunque el piloto no me pareció del todo mal, y el segundo tampoco fue tan horrible, los primeros minutos del tercero me hicieron preguntarme: "¿Qué narices estás haciendo perdiendo el tiempo con esto?". Penosa y lamentable.

Con vuestro permiso, me quito la cresta punki y me marcho a prados más verdes, en los que me siento más a gusto brincando sin sobresaltos, ni para bien ni para mal: es el prado de White Collar, que ha regresado con esta segunda temporada tal y como nos dejó con la primera. ¿Y cómo es eso? Pues no lo sé describir muy bien, ya que la serie es un "ni fu ni fa" en toda regla, pero que me gusta y me entretiene. Además, Matt Bomer es tan rematadamente guapo, que sólo con verlo alimenta.

Más de lo mismo estoy encontrando también en esta séptima temporada de Entourage. Vi el primer grupito de tres capítulos este fin de semana y he de decir que eché de menos a Ari Gold y a Lloyd. Para mí Gold es el auténtico interés de la serie, y me supo a poco. De momento, nada nuevo bajo el sol. Tenía muchas ganas y al final lo que sentí fue bastante indiferencia.

Y paso de la indiferencia a la experimentación para hablar de Pretty Little Liars. Tengo a las Slayers al completo enganchadas a este otro culebrón adolescente. Sólo falto yo y, tras haber visto el primer episodio, tengo algo de curiosidad por ver cómo sigue. Pero para no faltar a la verdad diré que tengo muy poca curiosidad. Vamos, que el piloto no me gustó. Que me pareció Sensación de Vivir (90210) meets Sé lo que hicisteis el último verano. Creo que no vamos a ser grandes amigas, pero aún tengo que ver un par de capítulos más para asegurarme... que tras la experiencia The Vampire Diaries, una ya no sabe lo que se va a encontrar.

8 comentarios:

satrian dijo...

Haven no me está convenciendo con lo que me gustan este tipo de series, voy por el tercero pero no se si sigo.
Yo también he caido en las redes de las mentirosillas, y White Collar sigue también conmigo, razones, ni idea porque a mí no me gusta Matt Bomer :P.

LiPooh dijo...

Louie sólo me gustaron los monologos. Siendo así, prefiero verlos sólo y ahorrarme todo lo demás de su vida cotidiana.

The Gates nos ocurrió lo mismo. Tengo que tomar una decisión ya sobre si seguir con ella o no.

Venga, animate y dale un par más a PLL!!!

Saludicos.

Mina Harker dijo...

Pues yo me lo estoy pasando pipa con PLL. Yo casi la describiría más como un Gossip Girl meets Desperate Housewives, y probablemente de seguir más tiempo, le pase como a estas y vaya perdiendo fuelle... pero de momento yo me lo estoy pasando estupendamente con ella.

Noa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Noa dijo...

Yo me he quedado Haven, me gusta, no es una locura pero me la quedo, aunque siga teniendo problemas con su protagonista. Y me he quedado con The Gates que me gusta un poco menos pero bueno, la aguanto...
La que abandoné definitivamente es White Collar, lo siento pero no. Matt Bomer no compensa, aunque sabes lo que me parece, ¿es mono? si, pero bajito, cabezón y muyyyy orejón. Su forma de vestir me da risa, sus sombreros me parecen ridículos, y ver una serie en la que parece que se exhibe, pues no. Si mejora, me avisas, pero si sigue igual, a mi me aburría.
Entourage ya sabes que también la abandoné, mucha gente me dice que la retome, pero justamente me da pereza por la rabia que me da su protagonista y ese que dices que te encanta, Ari Gold, que yo no tragaba mucho, ¡lo que es la vida! jajaja ;)
Y si, Pretty Little Liars es la serie teen del verano, ahí que estoy desde que empezó, enganchaica oye. Y hasta me dejó un cliffhanger con el que lo pasé mal y todo! jajajaja, ¿te lo puedes creer? jajaja. Lo que es la vida. Creo que ver The Vampire Diaries me ha cambiado para siempre ;)

Vanessa dijo...

SATRIAN, es que Haven a mí me parece de risa, vamos. Aunque no te guste Matt Bomer, la serie es entretenida.

LIPOOH, es que PLL me da pereza... pero bueno, veré un poquito más.

MINA, estas series son divertidas y si las ves sin prejuicios, pueden hacerte pasar un muy buen rato y engancharte.

NOA, qué dices... ¡la serie teen del verano ha sido The Vampire Diaries! No veo White Collar por Matt Bomer, pero es un añadido interesante.

Noa dijo...

Vanessa... ¡es que yo TVD la vi en invierno! jajaja :P

Nahum dijo...

De acuerdo con Entourage (creo que es la única que he visto de todas las que citas): desde la sexta, han perdido ese punto diferente, de genialidad, que les caracterizaba.