viernes, 16 de julio de 2010

Series en Verano de 2010. Segunda parte

Acabé la quinta temporada de Doctor Who. Los capítulos fueron pasando bastante de prisa, aunque no con el afán compulsivo con el que vi las temporadas de David Tennant. No ha sido mi temporada favorita, pese a la mano de Moffat, de la que aún se habla y supongo que se seguirá hablando. Ha sido una temporada excelente, y sorprendente, muy cuidada en los detalles, con muchos giros, vueltas, tirabuzones... ¡¡Y con una companion maravillosa: Amy Pond!!

Para los amantes de los juegos temporales, para aquellos que no tienen claro si el futuro está escrito o si se puede cambiar... Es una temporada que te hace pensar y que te pone la imaginación, como es habitual, a tropecientas revoluciones por minuto. Y aunque Matt Smith me hizo gracia en seguida y me ha gustado mucho su interpretación, mi Doctor favorito (de los tres que conozco) sigue siendo David Tennant.

Acabé también con la cuarta temporada de 30 Rock. Impresionante. Nunca me acuerdo de lo mucho que me hace reir esta serie hasta que no estoy metida en faena. El momento en el que Jack trata a Jon Bon Jovi como basura, el personaje del británico Wesley Snipes, el capítulo de las madres, y el corte de mangas buenrollista de Kenneth, son de los mejores momentos y episodios que recuerdo.

Ha llegado el momento de hablar de True Blood, tras haber visto ya cuatro episodios de esta nueva temporada. No voy a decir que es la serie del verano, no voy a decir que es mi serie favorita, pero me está entreteniendo. Cada semana la veo con bastante puntualidad y esa hora que en la segunda temporada se me hacía eterna, ahora pasa en un suspiro. Buena señal de que ocurren cosas y que el bizarrismo de Alan Ball tiene captada mi morbosa atención.

No descarto un post completo dedicado a esta tercera temporada, ya que los momentos impactantes abundan, y los nuevos personajes que van apareciendo no me han dejado indiferente. Por el momento, destacar la escena "retorcida" entre Bill y Lorena, y la manera en la que nos engaña Alan Ball, mostrándonos escenas eróticas de todo tipo que al final resultan no ser lo que parecen.

Ha vuelto también Hung y, al contrario de lo que estoy haciendo con Entourage, he visto ya los dos primeros episodios. Entourage merece más consideración por mi parte, consideración que se la otorgo en forma de paciencia, de acumular episodios, para luego disfrutar de un buen maratón. Pero Hung no merece tanto cariño y esta segunda temporada ha vuelto, a mis ojos, peor de lo que se fue la primera. Está en la cuerda floja.

La franja de 20 y tantos minutos que hasta ahora ha estado llenando 30 Rock, tiene dos candidatas: Arrested Development y The IT Crowd, unos regalos de Noechan que todavía no he desenvuelto. Y otra comedia de breve duración que sí he probado y que además he aprobado es Hot in Cleveland. Leo en Twitter que no tiene buenas críticas. A mí me ha hecho reir mucho en sus dos primeros capítulos, así que continuaré mientras la serie se comporte y hasta donde me lo permita la cadena.

Pero no todas son buenas noticias y buenas impresiones: la cuarta temporada de Boston Legal está acabando con mi paciencia. Los chistes cada vez me parecen más ridículos y facilones. La ironía fina ha dejado paso a algún que otro momento escatológico, y la avalancha de nuevos personajes sin potencia da la sensación de vacío de poder. Ni Denny Crane está en su mejor momento, así que en este punto no sé si puedo darla por abandonada, ya que hace muchas semanas que no la toco, y ni me apetece ponerme con ella.

Mientras, ya estoy a punto de terminar esta última temporada de The Tudors, que no ha sido ni de lejos la mejor y sobre la que me gustaría escribir largo y tendido en un futuro. Desde la explosión de The Vampire Diaries y el gran impacto de la quinta temporada de Doctor Who, ninguna serie me ha dado grandes alegrías. Puede que el rescate de una vieja conocida, así como el comienzo de nuevas amistades me alegren el verano, pero eso ya os lo contaré otro día.

10 comentarios:

Yorch dijo...

True Blood está mejor en esta 3ª temporada que en la 2ª, ahora por lo menos entretiene.

Hung es cierto que no es nada el otro mundo, pero yo mientras siga Jane Adams en ella seguiré viéndola.

Saludos!

starfighter dijo...

Estoy empezando con la quinta de Doctor Who y ya me he enganchado al nuevo doctor. Y la nueva companion tiene una pinta inmejorable.

Es verdad que la cuarta temporada de Los Tudor no es la mejor pero me pareció más llevadera que la tercera, que sí se me hizo eterna. La parte final, con las intrigas religiosas y el control de la sucesión, es lo mejor.

El baile de personajes nuevos de la cuarta temporada de Boston Legal se soluciona cortando cabezas en la quinta. Deberías darle una oportunidad y, ya que has llegado hasta aquí, acabar la serie. La quinta temporada es más corta y más divertida.

Besos!!

Un telespectador más dijo...

Al final acabarás amando True Blood...conla de críticas que le han llovido desde aqui....
A mi esta temporada me está gustadno sin más, no hay tramas que me estén conquistando como antaño, pero ahí sigo.


Tengo que ponerme ya con la tercera de Los Tudor, que la tengo más abandonada....pero tengo tantas para este verano que me costará hacerle un hueco.

Saludos!

RichieTrevi dijo...

Lastima leer eso de Boston Legal io me acobo de comprar las 5 temporadas en DVD y estoi enamorado, la primera temporada es muy grande y llevo la mitad de la segunda y me ha enkantado igual, amoo al personaje de Denny Crane.

Mary-chan dijo...

“The Tudors” empecé a verla anoche en la 1, y aunque me han gustado los dos primeros capítulos, esperaba un poquito mas. Igual es porque estoy acostumbrada a ver algunas series en versión original, y no me convenció mucho el doblaje, pero reconozco que está bastante entretenida.
De “True Blood” tengo pendiente por ver el capítulo 4, a ver como sigue la cosa.

Saludos!

Vanessa dijo...

YORCH, estoy de acuerdo con lo de True Blood, en cambio, a mí Jane Adams cada vez me gusta menos. No me gusta cómo trabaja, me pone nerviosa.

STAR, te haré caso con Boston Legal, además, no eres el único que me lo dice... no la archivaré, pero ahora la tengo un poquito dejada de lado. Intentaré retomarla más adelante, también da pena, como dices, dejar una serie de la que ya he visto casi 4 temporadas.
Amy Pond es fantástica. Aunque yo sigo siendo de Donna Noble.

UN TELESPECTADOR, hombre... tanto como "amarla", no sé qué decirte. Es muy bizarra, no soporto a Paquin, ni a Moyer... son demasiados puntos en contra. No creo que sea una "buena" serie, pero me entretiene y es muy nasty. La tercera de The Tudors a mi me gustó mucho, aunque se pasaron de sangrienta, para mi gusto.

RICHIE, bienvenido.

MARY, bienvenida. Está muy bien que pongan series de calidad en TVE, esperemos que funcione, porque creo que es una serie que merece que se le dedique tiempo. Lo de la versión original, yo la primera temporada la vi primero en castellano y luego en inglés. La he visto dos veces. Y sí, la prefiero en versión original, pero entiendo que no todo el mundo está dispuesto a leer subtítulos o bien no tiene un nivel de inglés para seguirla en V.O., así que como te digo, aplaudo la iniciativa de TVE.

Antara dijo...

Hot in Cleveland ya fue renovada para una segunda temporada y el último episodio que vi (creo que el 1x04) me hizo reír, como siempre. La gente se queja por las risas, pero a mí no me molestan y le han bajado a la nota los últimos dos episodios, alguien les tuvo que haber dicho.

Las cuatro actrices me parecen fenomenales.

Yorch dijo...

Precisamente son los nervios de la Adams lo que me gusta ^^

Mina Harker dijo...

Yo tengo pendiente Los Tudor desde hace tiempo, y ahora que la han empezado a poner en TVE me han entrado ganas de ponerme de una vez con ella (eso sí, a mi ritmo y en VO), a ver qué tal.

Y sobre Hung, pues la verdad es que a mí la segunda temporada también se me está haciendo un poco sosa, pero para echar el rato tampoco está tan mal. Y no teniendo muchas más series que llevar al día, de momento la seguiré. Eso sí, a mí Jane Adams me parece que está estupenda. No es que ella en sí me parezca nada del otro mundo, pero es que el papel le va que ni pintado.

Er-Murazor dijo...

Amy Pond es la mejor companion que ha habido desde que la serie recomenzó en 2005. Matt Smith no es mal Doctor, pero a mi me sigue gustando más Eccleston (el primero que hubo en esta nueva hornada).

Y todo el juego de saltos y paradojas temporales, fantástico, aunque no sé yo si resistiría un revisionado...