lunes, 7 de septiembre de 2009

Tapeo de series - VIII

Estoy de maratón con Supernatural. Y la serie ha mejorado mucho. La primera temporada pecó de procedimental en exceso, aunque odio poner este tipo de etiquetas a las series. En la segunda temporada, parece que todo va ligando cual huevo batido, se retoman tramas de la anterior temporada, se entra más en lo referente a las peculiaridades de Sam... En el momento de escribir esta entrada, acabo de ver el capítulo 2x10: Hunted, casi a mitad de temporada. Las sensaciones son buenas, aunque sin tirar cohetes por el momento.

La tercera temporada de Buffy (ALERTA SPOILERS) ha empezado muy bien. Después de la segunda, me tuve que tomar unos días de descanso: durante dos o tres noches seguidas soñé que yo era Buffy, pero sin su fuerza ni sus habilidades... así que siempre perdía. Después de casi una semana, he vuelto a la carga. En los episodios 1 y 2, Buffy regresa de su retiro con ganas de volver a formar parte de algo que ha cambiado, irremediablemente. Pero finalmente, parece ser que podrá adaptarse y que la pandilla volverá a estar unida bajo su liderazgo y el del Profesor Giles. Angel por su parte, sigue apareciendo en la tercera temporada, contra todo pronóstico, aunque sólo en los sueños de Buffy, ¡y al sol! Esta temporada, el Boreanaz se nos pone moreno.

No me puedo creer que en ninguno de los repasos que le dí a las series del verano hiciese mención de Orgullo y Prejuicio, la fantástica serie de la BBC protagonizada por Colin Firth. La devoré justo después de terminar la novela y fue una experiencia maravillosa. La novela es encantadora, pero la serie es una auténtica maravilla que no descarto comprar. Esa joya hay que tenerla en casa para siempre.

Y es que el verano ya está quedando atrás, sólo tenemos que fijarnos en que los estrenos ya están aquí. Aquel lejano otoño en el que todas las series tenían que volver y en el que tantos estrenos se iba a dar lugar, ya ha llegado. Toca también despedirse de Hung y de True Blood. La primera, ha vivido una decadencia notable desde que comenzó, perdiendo la chispa y atractivo, y dejando de ser tan divertida como al principio. En cuanto a la segunda, yo diría que es una de las mejores comedias que se han hecho jamás.

Y es que a True Blood no puedes tomártela en serio. Es puro disparate, un despropósito tras otro, una locura adornada convenientemente con momentazos absurdos e hilarantes, y perfectamente decorada con la presencia del vampiro Eric Northam (Alexander Skarsgård), el secundario que se comió la serie y a sus protagonistas principales, Bill y Sookie, que han pasado a ser una pareja ridícula al nivel de Hiro y Ando, de Heroes.

Heroes regresa el próximo 21 de septiembre, por cierto. Voy a ser de las (seguramente pocas) valientes que le den una oportunidad. Pero no porque espere una mejora, ni porque espere una buena trama... sino por el mismo motivo que veo True Blood: Diversión y Despotrique. ¿Qué vamos a criticar si no en Twitter, cuando las criaturas de Alan Ball se vayan de vacaciones hasta el año que viene?

Eric, ponte traje

8 comentarios:

Marc Costa i Sitjà dijo...

Ya somos dos con el tema de héroes, supongo que verías la promo (seguramente me di cuenta por tu blog). En cualquier caso las risas están aseguradas!!!!!

Moltisanti dijo...

Ya vas notando la mejoría de Supernatural, cuando acabes la 2ºT estarás totalmente entregada y ya la 3º y 4º será un autodisfrute continuo.

Aquí tienes a otro que le dará una oportunidad a Heroes aunque en los últimos días me está dando aún más pereza ver que está cerca su regreso.

satrian dijo...

Este año no voy a acompañarte en la heroicidad, nunca mejor dicho, de ver heroes, y Sobrenatural sigue mejorando lo verás, pero lo que de verdad me gusta es verte disfrutando con Buffy.

Eldemo dijo...

Yo acabo de ver hasta el 15 de Supernatural y con ests último no veas lo que me he reído, me ha encantado.
Hung no la he visto, y sabiendo que encima empeora ni la veré, y True Blood me lo estoy pasando pipa con ella, pero es que es como dices, es una cokmedia en toda regla y si la ves así, la disfrutas mucho más.
Heroes (girous xD)me parece que va a ser que no la retomo, estoy disfrutando con muchas de las que tenía pendientes y Heroes no se encuentra entre ellas, y no me da ninguna pena, jajaja!

MFAL dijo...

¡¡¡¡¡Qué bien le sienta el traje!!!!!!
:)

Adri dijo...

Estoy de acuerdo con lo que comentas de Hung. Me atrapó desde el principio y fui firme y entusiasta defensora. Pero últimamente ha perdido algo de fuelle, parece como que han perdido el norte de lo que quieren contar y se centran en cosas que no me interesan.

El último ha estado mejor.. a ver que tal el final de temporada.

cósima dijo...

Buen veranito seriéfilo ^^
Yo supernatural la tuve que abandonar por aburrimiento. Como Buffy. No entiendo nada de ese tipo de series, quizá soy demasiado mayor xD
Lo que me ha hecho comentar ha sido el apunte de Orgullo y Prejuicio, fue mi serie de las navidades y es una delicia. Después de esa me ví Lost in Austen, y aunque no tenga naaaada que ver, me hice Austeniana para siempre xD
Un placer leerte :)

missmole dijo...

Supernatural cobra su verdadera dimensión cuando empieza la trama global ...

La miniserie de Orgullo y Prejuicio es sin duda una de mis favoritas de todos los tiempos. Claro que la novela también,jeje.