lunes, 11 de enero de 2010

Friday Night Lights: Regreso a Dillon


ESTA ENTRADA CONTIENE SPOILERS DE LA 2a TEMPORADA

Después de mucho tiempo mareando la perdiz, por falta de tiempo o por tener otras prioridades, por fin encontré un hueco para retomar Friday Night Lights, y desde ese momento, los episodios han ido cayendo uno tras otro casi sin darme cuenta, de manera que la 2a temporada me duró solamente dos o tres días.

Para mí, Friday Night Lights es un culebrón de alto nivel. Y lo de "culebrón" no tiene connotaciones negativas: Friday Night Lights es una serie sobre vidas cruzadas espectacular, y con unos personajes muy complejos de personalidades e historias familiares perfectamente construidas.

La segunda temporada comenzó allí donde se quedó la primera, algo que no ha ocurrido al comienzo de la tercera. Cuando la primera temporada terminó, vimos como el Coach Taylor había dejado a los Panthers para trabajar en el football universitario. En la TMU las cosas no le iban mal, pero tanto en su casa como en Dillon, notaban su ausencia.


Los problemas familiares, así como el mal resultado que está dando el nuevo entrenador McGreggor, precipitan el regreso de Taylor al equipo de los Panthers, orquestado por Buddy Garrity. Su misión es reconstruir un equipo maltrecho y minado por las peleas internas, sobretodo entre Smash Williams, el nuevo capitán, y Matt Saracen.

Ver sufrir a Saracen en Friday Night Lights no es nuevo para nadie: si tiene suerte en el amor, le sobrevendrá alguna desgracia familiar y, si las cosas en casa mejoran, no tardará en torcerse algo más. Pero no sólo Saracen tendrá problemas, sino que Williams verá cómo sus sueños de ingresar en una buena universidad se escaparán de la manera más injusta posible.

Si un personaje ha destacado en esta segunda temporada, este ha sido Tim Riggins. No sólo por su situación personal, y los tumbos que dará al quedarse sin un sitio donde vivir por una temporada, sino por el papel que tiene de impedir a Jason Street que se someta a una operación suicida con la intención de volver a caminar. El viaje a Mexico traerá consecuencias, y Riggins será expulsado del equipo durante un tiempo. En cuanto a Street, sigue con su lucha personal, con la búsqueda de sí mismo... volviendo a entrenar, dejándolo de nuevo, vendiendo coches para Garrity y, finalmente, con una sorpresa milagrosa al final de la temporada, al haber dejado embarazada (presuntamente) a una camarera que fue rollo de una noche.

Quizás ha sido Street el personaje que ha perdido más protagonismo en favor de Riggins, pero no ha sido el único afectado: Lyla Garrity se ha visto envuelta en una trama que, a mi modo de ver, ha sido de lo más absurda. De acuerdo que el modo en el que estos personajes entienden la religión me es muy lejano, pero es que la historia en sí tampoco era importante para la trama y, sin esos minutos desperdiciados en la devoción de Garrity, nos hubiésemos quedado igualmente con el quid de la cuestión:

Tim Riggins persigue a Lyla Garrity, pero ella sabe que él no es buen chico; ella se queda con el buen chico, pero el buen chico es demasiado bueno y no le da lo que le da Riggins. Porque beata lo será, pero tonta no.


Volviendo a la familia Taylor, veremos también una evolución en el personaje de Julie. Y siento decirlo, pero a mí me ha parecido que ha dado un giro a peor, volviéndose mucho más insoportable que en la primera temporada, donde pasaba por una niña dulce y simpática. Ahora es una mocosa celosa e impertinente que no comprende la situación que se vive en su familia con la llegada de su nueva hermana, Gracie Bell.

Los Taylor son el núcleo de la serie, todo gira alrededor de Tami y Eric, en menor o mayor medida. Cuando los veo me pregunto cómo pueden abarcarlo todo, aunque por supuesto, y aunque Friday Night Lights quiere ser un retrato realista, casi costumbrista, esto es una serie. Son los salvadores, los consejeros, los amigos y prácticamente los responsables, de todo el pueblo. Pero además de los Taylor, hay un personaje adulto que en esta segunda temporada ha tenido un protagonismo innegable y es Buddy Garrity. El padre de Lyla, el que fuera cacique del pueblo, una de las personas más influentes y poderosas de Dillon, ha caído en desgracia por su divorcio y la intención de su ex mujer de volverse a casar.


Lo que menos me ha gustado de esta segunda temporada es cómo se ha tratado el caso de Landry y Tyra. Parecía que toda la temporada iba a girar entorno al caso de la muerte del violador que intenta atacar a Tyra. Pero en cuestión de muy poco tiempo el cadáver se descubre, el caso se cierra, Landry se entrega, y Landry queda en libertad de nuevo. Demasiado fácil para un caso de homicidio, y un desenlace demasiado precipitado para una trama que prometía mucho.

Y lo que más me gusta de Friday Night Lights es que puedes encontrar fácilmente alguien con quien identificarte, ya que la galería de personajes es muy amplia y tremendamente diversa. La tercera temporada ya la tengo en marcha y promete ser mucho mejor que la segunda, no sólo por cómo ha comenzado, las posibles tramas abiertas y los nuevos personajes que van asomando, sino porque ya me han dicho que se trata de la mejor temporada de la serie.

CLEAR EYES, FULL HEARTS, CAN'T LOSE!!

7 comentarios:

Adri dijo...

La segunda tiene flaquezas (más culebronesca, la trama que comentas de Landry y Tyra...) derivadas del intento de NBC de hacerla más accesible a otros públicos. Menos mal que llegó Direct TV al rescate.
La tercera te va a chiflar.. está a la altura de la primera (casi :P). Y la cuarta está siendo espectacular. De hecho, diría que la cuarta sí está al nivel de la primera.
Ya eres una panther más! :)

Noa dijo...

A mi la 2ª me pareció muy diferente a todas, no me disgustó, simplemente eso, fue diferente, me ayudó a detestar más si cabe el personaje de Lyla (argg!)
La 3ª fue de nuevo puro placer y la 4ª está siendo de aplauso.

satrian dijo...

Es diferente, con tramas de thriller, religiosas no olvidemos que es una serie sureña, pero esta serie siempre sabe salir airosa incluso haciendo cosas con las que no se encuentra tan a gusto, en la tercera vuelve la épica y la disfrutarás mucho, de la cuarta no te hablo, porque voy con la carne de gallina tras cada capítulo.

Marina Gallastegui Mozos dijo...

NO te he leído pero es que no he visto nada y tengo muchas ganas, no quiero saber nada más!jejeje pues eso cuando acabe con lo que tengo es una de las primera que tengo en la lista!

un beso

Vanessa dijo...

ADRI, ¡¡ni que lo digas!! Aunque voy a esperar un poquito antes de empezar la 4a, para quitarme cosillas que tengo empezadas.

SATRIAN, soy consciente del ambiente y de cómo tratan la religión. No era una crítica, sino un añadido a ese personaje odioso de Lyla Garrity.

MARINA, ¡vas a explotar! Tómatelo con calma y no veas tantas a la vez.

rakuscat dijo...

Thank you for sharing the info. I found the details very helpful.

aroma essential oils

yulumule dijo...

Love your site man keep up the good work

generic nolvadex