viernes, 31 de diciembre de 2010

Un 2010 Sin Piedad (o El Trol Seriéfilo)


En estos días en los que abundan esas listas de Lo Mejor del Año, he pensado: ¿Y por qué no hablar de mis malas experiencias seriéfilas a lo largo de este 2010?. Criticar es el deporte nacional y yo soy muy deportista (carcajadas).

Si por algo se ha caracterizado el 2010 que hoy despedimos, ha sido por mi falta de piedad o de paciencia con las series. Creo que en ningún otro momento había sido tan radical a la hora de echar el cierre y de mandar una serie a la basura. Y comentarios como: "¡No me puedo creer que no te guste La Casa de la Pradera!", "Eso es que no has captado la mitología de Barrio Sésamo", o bien "Dale una oportunidad, El Equipo A es una serie de personajes", no ayudan.

Desde que la programación de la tele convencional dejó paso a las descargas compulsivas de capítulos, me había visto siendo compasiva y misericordiosa incluso con aquellas que no soportaba, por el simple hecho de querer encontrar en ellas las excelencias que otros contaban. "Tranquila, la serie mejora... sólo tienes que llegar al capítulo 62 de la séptima temporada y verás qué pasote". ¡¿En serio?!

Por supuesto, han habido excepciones. Dos excepciones, para ser exactos: Battlestar Galactica, que para mi ha sido y será siempre la serie ideal para echarse la siesta, y The Wire, con la que sudé (literalmente, porque la vi en verano), pero de la que finalmente me quedó un recuerdo bastante satisfactorio. Estas dos las terminé, más por cabezonería que por otra cosa. ¡¿Quién vas a poder más: tú o yo?! Pues yo, está claro. Valiente tontería...

Aquí va el repaso a las que no dudé en eliminar del disco duro y archivar en esa web tan desprestigiada últimamente (por méritos propios) que es Mytvshows.

¡¡Viva el Mal, Viva el Capital!!

Anatomía de Grey: Prefiero ni pensar en ella porque temo caer de nuevo. Es como una droga de las chungas. Acabó en mayo la anterior temporada y acabó mi relación con ella. "Lo nuestro no puede seguir así, esta relación es destructiva para ambas". ¡Que no, que no, que no...!

Band of Brothers: Si la temática ya no interesa, es tontería sorprenderse cuando la serie no gusta. Pero ante insistentes recomendaciones, le di una oportunidad a la serie protagonizada por el malogrado "Charlie Crews" de Life. Es curioso que precisamente ese valor que otros ensalzan de la serie, que es lo que se profundiza en la personalidad de los personajes y las relaciones entre ellos, es lo que yo eché de menos en la serie bélica. Aburrida, lenta, pesada... Abandonada tras cinco episodios, de los cuales no guardo ni un sólo recuerdo que valga la pena.

Better with you, Chase, The Defenders, The Event, Shit my Dad Says, Outlaw, No Ordinary Family, Running Wilde y The Whole Truth: Si uno de mis temores era engancharme a demasiadas series a principios de la temporada, la mediocridad de estos estrenos me pusieron las cosas tremendamente fáciles. La limpieza en el gestor de descargas fue antológica.

Bored to Death: ¡Qué bien elegido está el título para esta serie! ¿Otro fracasado que se arrastra por Nueva York? No, gracias.

Breaking Bad: ¿Enfermo terminal, decías? Angustiosa y desagradable, y de nuevo, con un tema introductorio que no me apetece nada ver. Tampoco conecté con los personajes, ni me parecen actores como para estar dando volteretas masturbatorias en el aire. Cinco episodios duró mi relación con esta "vaca sagrada".

Burn Notice: En algún momento del segundo episodio me vi abriendo un libro. Y ahí terminó lo nuestro. Mi novio siguió con ella un tiempo, tiempo en el que yo avancé mucho con mis lecturas y otras labores.

Caprica: Aunque Battlestar Galactica me pareció insoportable y soporífera, salvo contadas excepciones en forma de capítulos, este spin off que no es bien bien un spin off sino una precuela después de... en fin, Caprica, no me desagradó en un principio y gran parte de culpa la tuvo Eric Stoltz, la fotografía y la ambientación. Me sentaba a verla y pensaba "está bien hecha, está hecha con gusto". Pero llega un momento que el buen gusto no es suficiente, que sabes además que la han cancelado y que tienes otras cosas por ver que te apetecen más. Y siendo totalmente desconsiderada, la abandonas. La vida es así.

Castle: Leo el otro día en el Twitter de Montsinya que en las carátulas de los DVDs la venden como "La serie definitiva sobre crímenes sin resolver" y mis carcajadas retumban como las de cualquier malvada madrastra de Disney. Harta de ver a Fillion hacer el payaso, harta de verle desgastar a su personaje hasta convertirlo en un ser ridículo, y antes de cogerle manía ciega a quien un día fue el Capitán Malcolm Reynolds, decidí darle la patada e invertir esos 40 y pocos minutos en ver cualquier otro procedimental o en irme a dar una vuelta, que tampoco está mal.

Chuck: Lo que más me gustó fue el episodio en el que sale Matt Bomer corriendo, rodando por el suelo, saltando... ¡y seguro que era un extra! No conseguí verle la gracia ni mientras la veía de frente ni mientras la seguí viendo de espaldas el resto del tiempo que mi pareja aguantó con ella.

Flash Forward y V: ¡Jajajajajajajajajajajajajajajajajajaa...! Ayyyyy...

The Gates: Mujeres Desesperadas + Vampiros y otras criaturas de la noche. Realmente no tenía mala pinta. Pero no me acabó de convencer. Con esta fui bastante despiadada, porque ni siquiera el "no está mal" me detuvo y la mandé a la papelera.

Haven: Estreno de SyFy de esta midseason que se llevó un post muy sentido en el que ya me quedé a gusto. No haré leña del árbol caído.

Him&Her y Louie: Van en pack porque ambas me afectaban al estómago. La primera, por razones obvias, porque es lo más grotesco, bizarro, obsceno y guarro que he visto en televisión desde aquel cuarto episodio de Psychoville; la segunda, porque su personaje principal "olía" a través de la pantalla. Su aspecto, su manera de hablar, de moverse, las situaciones en las que se veía... me producían mucho desagrado. Un desagrado en el sentido de... ¿Se nota mucho que estoy luchando por no escribir "Asco"?

Human Target: Mirad que me parecía divertida, de esas para no pensar. Rollo blockbuster de acción de tiros y patadas y explosiones. Pero a veces, aunque yo me crea que no, necesito algo más. Y no sé lo que es, pero la sensación de serie vacía que tuve al ver Human Target es la que me llevó a dejarla y a no pensar más en ella hasta este momento.

Memphis Beat: Aguanté para ver a Juliette Lewis, porque es una tía que me gusta y me cae bien. Si no hubiese sido por ella, no hubiese visto el segundo episodio. ¿Es quizá Jason Lee el peor "actor" sobre la faz de la Tierra?

Parenthood: Gracias a Parenthood mi relación con Las Chicas Gilmore se quedó en "rollo de una temporada". Daños colaterales, se llaman. Y citándome a mi misma (que quieras que no, da gustico): "bastante tengo con mi familia para aguantar también a la tuya".

Past Life: El actor que interpretó a Toby Siegler en El Ala Oeste de la Casa Blanca aparecía en esta serie. Yo vi el primer episodio. Tengo una chapa conmemorativa, imaginaria, que lucí orgullosa cuando la cancelaron una semana o dos después de su estreno. Seguro que ya ni os acordabais de ella...

Pretty Little Liars: Las circunstancias eran favorables. Mis cuatro compañeras de podcast se engancharon a esta serie "teen" y la comentaban en nuestros correos grupales. Con este respaldo, era fácil que la serie me interesase y hasta me resultase divertido comentarla después. Pero no, inexplicablemente, no me sentí a gusto en ese vagón y tras dos o tres episodios, me bajé del tren.

Psych: Visto un episodio, vistos todos. Quería dedicarme en estos días libres, y no llegué ni al ecuador de la primera temporada. La resolución de los casos es tan previsible o inverosímil, que en ocasiones te sientes insultado. Y no, señor Spencer: no es usted tan gracioso como se cree.

Saving Grace: O "Cómo caer en picado en dos cómodos plazos". No veremos la tercera temporada, no señor. Muchas razones, pero voy a dar la más absurda: cuando Grace y los suyos se ponen a reir a carcajadas y a hacer el tonto, fingiendo que se lo pasan pipa, me dan ganas de liarme a tiros con ellos.

Spartacus: Me dice mi pareja "cariño, ¿vemos Spartacus?". A lo que yo le respondo: "Mi vida, ¿acaso tengo polla?". Y con esto os lo digo todo. Vi el piloto casi entero. ¡Casi! En fin, pasadme una jeringuilla con testosterona y a lo mejor podemos empezar a hablar.

Treme: Realmente, no puedo ser un Trol con esta serie, aunque su música y su ambientación no me fascinasen como a muchos de los que la siguieron. Vi el piloto y me gustó moderadamente, pero no lo suficiente como para dedicarle mi tiempo ni para prestarle la atención que me dio la impresión que merece. Y no la rescataré como rescaté The Wire. He pasado página.

Veronica Mars: Y aquí tenemos otra "vaca sagrada". Pues a mi, tras ver la primera temporada, me sigue pareciendo una serie mediocre de instituto. No me lo tengáis en cuenta: terminé el instituto hace exactamente... Bueno, ¡¿qué más da?! No demasiado. La cuestión es que no le encontré la gracia a la protagonista en ningún momento, es más: me pareció una niñata repipi y marisabidilla. Ahí tengo la serie original comprada. Un regalo con mala puntería. Si alguien la quiere, se la vendo o se la cambio.

The Walking Dead: Yo ya sabía que no me iba a gustar. Pero con el primer episodio me sorprendieron y pensé "oye que esto no va a estar tan mal a pesar de ese medio esqueleto arrastrándose por el suelo tan horrible que acabo de ver". Pero tras ver el tercero... No me gusta pasarlo mal y con esta serie lo pasaba mal. Y fui buena y le dediqué un post y todo. En los comentarios descubriréis por qué no me gustó The Walking Dead: ¡¡Era una serie de personajes y yo no lo había pillado!! Boooom... mil guionistas han muerto. Por vuestra culpa.

Warehouse 13: En serio que quería que me gustase, porque mi novio está súper enganchado y le encanta. Pero yo era ponerme a ver Warehouse 13 y caer en un estado de sueño profundo. Era como oir la palabra "Flex". Fenómenos inexplicables.

Y llegados a este punto puede dar la sensación de que no veo series, de tantas que he deshechado. Pero es que en realidad, ¡¡dan muchas!! Afortunadamente, dan tantas, que nos podemos permitir el lujo de ser selectivos y, en ocasiones... un poquito crueles.

¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

17 comentarios:

thisiswed dijo...

Jajaja!!! Me encantó la entrada! No coincido en muchos contigo, pero has sido irreverente y genial con algunas series "sagradas". Bien por ti! No merece la pena perder el tiempo cuando algo no te gusta.
Feliz 2011! ;)

buffymak dijo...

Genial,genial y genial la entrada xD

Comparto una de las vacas sagradas contigo xq no me llego a gustar casi nada : Band of Brothers, y mira q el tema en ocasiones si lo hace pero se me hizo muuuuuy pesada.

Feliz 2011 ^^

satrian dijo...

Da gusto ver como has destrozado muchas series que me gustan, pero eso es lo que hay que hacer, ver lo que te gusta que el tiempo es muy poco y hay que disfrutar con lo que haces.
Feliz 2011 :)

rrey dijo...

Cuanto odio condensado en un solo post xD

Veronica Mars... no comprendo que no guste. Para mi tiene todo: humor, trama románticas, misterios y casos que resolver, ambiente geek en muchos momentos... y la adorable Kristen Bell ¿qué más se puede pedir? Desde luego no es "otra serie de instituto", en eso si que no estoy para nada de acuerdo contigo, es una serie de detectives pero con esa ambientación que quizá si que le hace daño a los ojos de cierto público.

BSG y Caprica... curioso que te duermas con BSG y Caprica que es mucho más lenta la tengas un poquito más aguantable xD BSG me parece LA serie de scifi de los últimos años... con unos personajes maravillosos y una historia emocionante y llena de asuntos filosfóficos, morales, religiosos, políticos...

Caprica, una serie que mucha gente directamente odia, tenia tanto potencial que junto con Rubicon me ha cabreado muchísimo su cancelación. Me fastidia sobre todo porque no hay nada parecido a Caprica en TV, que trate los temas que trataba y de la forma en la que lo hacía aprovechando un universo tan rico como el de BSG.

Yo este año vi los pilotos de V y Flashforward y no pasé de ahí, en eso se resumiría mis grandes decepciones seriéfilas, pero es que yo hago un filtrado tremendo de todo lo que hay a la hora de ponerme a ver una serie... y suelo tener la suerte de elegir bien lo que empiezo a ver xD

Julio C. Piñeiro dijo...

Me he reído bastante. Aunque a veces parezca que te pasas de la raya, se ve que te sale del alma, y al menos le echas valor para fusilar títulos que parecen intocables.

Eso sí, no sé como puedes no disfrutar (de risa) con Bored to Death, y sin haber visto Memphis Beat, te digo que Jason Lee es un fenómeno residual, pero un fenómeno. Aunque ya sólo sea por las pelis de Kevin Smith y por Me Llamo Earl.

Tienez razón al fin y al cabo. Hay demasiadas cosas que ver y a veces es más fácil (y rápido) descartar lo que no nos gusta que ponerse a escoger.

Feliz año nuevo.

martinyfelix dijo...

Jajajajaja, te has quedado a gusto, ¿verdad que sí?

Pues la mayoría no las he visto, pero me duele leer eso de Chuck, y Parenthood tampoco es tan mala, aunque tenga bastante que mejorar.

Y me choca mucho lo de Breaking Bad, con lo buena que dicen que es (yo aún la tengo por empezar).

Un telespectador más dijo...

¿Te habrás quedado a gusto no? xDDD

Está claro que para gustos los colores, y si una serie no te convence por mucho que te digan/digamos la cosa no va a cambiar.

De las que comentas comparto Treme, pero aguanté y apartir del 1x06 me enamoró totalmente.
Y con Veronica Mars igual que tu, me quedé en el 10 y por ahora no tengo intencion de seguir.

Saludos y feliz año!

Antara dijo...

En el fondo yo agradezco mucho que los estrenos no hayan funcionado, qué coñazos de serie, madre mía. Pero el 2009 me había dejado la lista larga de series que sigo, así que tampoco es que tenga para quejarme. No puedo con Bored to Death, no porque me aburra sino porque quiero pegarles, qué idiotas son. Yo sí sigo con Parenthood, los amo demasiado.

Eres genial, tía, lo que me he reído leyéndote. Feliz Año Nuevo para ti y que sigas así de sexy y divertida.

David Calaveras dijo...

Podías haber empezado por lo que te gusta y hubieras acabado antes. Estos post/terapia tuyos son tremendamente divertidos. Así comienzas el año relajada, está claro.

Noa dijo...

¡¡¡Pero qué grande que es mi Trol!!!

Comparto varias de las que has dicho, otras sabes que no, pero para gustos, los Trols molones ;)

El boom de series como BSG y Verónica Mars jamás lo entenderé, por ejemplo... Cosas de la vida! ;)

¡Feliz año, AMIGA! Muaaak!

Vanessa dijo...

¡Jajajajaja! ¿Diez comentarios? No podéis negar que os va la marcha. Gracias a todos por pasaros por aquí a leer mis despotriques, que es lo que más me gusta. Se nota.

Ramón, es cuestión de percepciones: donde tú ves "La serie de ciencia ficción..." yo veo un sublime aburrimiento, y donde tú ves una serie de detectives, yo veo a una niñata jugando a ser detective. No intentes comprenderlo, yo no lo hago ;)

Julio, ídem. ¿Pasarme de la raya? Jeje, eso me ha gustado... Qué más quisiera yo... Pero aún mantengo la compostura e intento no ser demasiado incorrecta. Lo intento, lo intento.

En general, gracias a todos por los comments. Sí que hay mucha oferta y es bueno tener tanto donde elegir, así nos podemos dar el gustazo de hacer posts como estos.

Feliz Año Nuevo.

Adicto tv dijo...

No has dejado títere con cabeza!! estoy de acuerdo en muchas, pero con Castle me pasa lo contrario. Cada capítulo me gusta más la serie. Feliz 2011!!!

soyuncalamar dijo...

Jajaja! Madre mía cuantas series has tirado a la basura. Seguro que si me pongo a buscar en mytvshows las series que he archivado no llego ni a la mitad.

Veronica Mars me encantó, pero la que más me ha dolido de las que has puesto ha sido Pretty Little Liars. Lo que me ha dolido de esta serie es que nos hayan tenido tanto tiempo a la espera. Es genial!

Mary-chan dijo...

Jaja, que gracia me ha hecho tu entrada... Te entiendo perfectamente, cuando una serie no entra, para que vamos a insistir? Se abandona y a otra cosa mariposa, que perder el tiempo con una serie cuando lo podríamos aprovechar viendo otra que nos guste, es tonterís.
De esa lista he abandonado pocas, porque la mayoría no las he visto, pero te aplaudo por haber terminado "Battlestar Galactica" y "The Wire". Con la primera aguanté dos capítulos, y con la segunda solo uno. No dudo que sean grandes series, pero lo poco que vi se me hizo muy pesado.

Saludicos

Condesadedia dijo...

Vale, pues yo también vengo a "trollear" un poco.

Sed sinceros, seriéfilos del mundo: ¿Cuánta gente soporta series que en realidad no le gustan por puro "marquismo"? (¡Es de la AMC, (o de Showtime, o de HBO) tiene que ser buena por cojones, si no me gusta es que soy tonto!). ¿En qué se diferencia eso de los que se compran ropa abusivamente cara solo por lucir la marca? ¿De verdad hay que verlo todo?

*huye antes de que la apedreen*

Alejandro A dijo...

a mi con las que me ha sucedido de las que mencionas es Chuck y Battlestar Galactica, y creo que alguna otra que no vale la pena recordar, yo no acostumbro ver tantas series por lo que rara vez abandono una serie, pero cuando me sobrepasan es imposible seguir con ellas, saludos XD

Yota dijo...

Buenas! perdona por no pasarme por aquí más a menudo. Me ha encantado el resumen que has hecho. Con lo de spartacus todavía me estoy riendo XD

Por cierto el sonisphere de este año tiene a Alice Cooper y Iron Maiden juntitos XD, pero supongo que ya lo sabrías!