sábado, 27 de diciembre de 2008

Mis lecturas de 2008

En el blog Day Zero, de Alx, encuentro este post con una lista de sus lecturas del año. Y decido copiarme inspirarme en él para hacer yo también la mía:

- Memòries 1930-1980, Jordi Pujol: pues sí, me lo leí. Y me resultó muy entretenido. Me encantan las historias sobre vidas. Este me lo regalaron para Navidad y, aprovechando las vacaciones de los estudios, lo leí rapidito.

- Odisea, Homero: este lo leí para la Universidad, claro. Para preparar el semestre que se avecinaba. Pero disfruté la historia al máximo, de la que ya conocía algunas de las aventuras de Ulises, pero no todas. Imprescindible.

- Alexandros I, Valerio Massimo Manfredi: pese a que la parte correspondiente al Helenismo no es sobre la que más se trata en la asignatura que cursé sobre Literatura y Civilización Griegas, o quizás por eso mismo, me apeteció mucho indagar, aunque en forma de novela, sobre Alejandro Magno. Y me gustó tantísimo, me enganchó de tal manera, que en meses sucesivos, concretamente en el mes de junio, cayeron seguiditos el segundo y tercer volumen. Y es que Manfredi me vuelve loca.

- El Prometeu Encadenat, Èsquil; Els Núvols, Aristòfanes, y Antígona, de Sòfocles: los tres, lecturas para el curso. El primero y el segundo, sin pena ni gloria, pero Antígona en cambio me gustó mucho, al igual que Las Troyanas, de Eurípides, que incluso hizo que me saltasen las lágrimas en algún momento. Muestra de la intemporalidad de las buenas obras.

- El Universo, los Dioses, los Hombres, de Jean-Pierre Vernant: este ensayo me gustó tanto que corrí a por Mito y religión en la Grecia Antigua, del mismo autor. Pero todo lo que me gustó el primero, lo que me entretuvo y lo que me enseñó, me resultó aburrido en el momento de leer el segundo, que lo dejé colgado unos meses y lo retomé más tarde, para terminarlo con más gusto, pero sin apenas pasión.

- Villa Diamante, Boris Izaguirre: otro regalo, que cayó 5 meses más tarde de recibirlo. El libro-montaña rusa, quiero decir: empieza soso, se pone interesantísimo hacia la mitad, y vuelve a bajar de intensidad en la parte final. No me dejó buen sabor de boca. Muy Allende, descaradamente Allende, sin ser Allende. No lo recomendaría.

- Crimen y Castigo, Fiódor Dostoievski: tenía ganas de leer uno de esos libros con los que a todo el mundo se les llena la boca, y no me arrepiento. Pese a ser una obra densa y larga, no se me hizo difícil su comprensión y me enganchó.

- Viento y Ceniza, Diana Gabaldon: no soy imparcial cuando hablo o escribo sobre la Gabaldon y su saga 'Outlander'. Simplemente, estos libros forman parte de mi vida, los Fraser son como una familia imaginaria que me acompañan desde 1997, año en que cayó en mis manos la primera novela: Forastera, la cual debo haber leído unas 7 veces. Amo cada uno de estos libros, como si fuesen mis niños, los leo, los releo, me compro alguna que otra edición en Inglés, una compañera de un foro de la autora incluso me envió desde Estados Unidos, por correo, gratuitamente y sin conocerme, la 'Outlandish Companion', que viene a ser como un DVD con Extras... y bueno, lo dejo aquí porque podría escribir no una entrada sino un blog entero sobre el tema y no es plan de alargar más esta lista...

- El Nom de la Rosa, Umberto Eco: fue, si no me equivoco, el primer libro que leí desde que abrí este nuevo blog, y hablé de él. Lo tendría que haber leído en el instituto, pero no pude con él porque no entendía apenas nada de lo que estaba leyendo. Unos diez años después, lo ví ahí, lo retomé y me gustó. Guardo buenos recuerdos de él.

- Stonehenge, Bernard Cornwell: en el momento en que escribo esta entrada, estoy leyendo mi segundo libro de Cornwell, en concreto, el primer volumen de Las Crónicas del Señor de la Guerra, es decir: El Rey del Invierno. Y me gusta, porque reconozco la mano de quien escribió Stonehenge con claridad en este otro libro. Stonehenge me enganchó mucho más que El Rey del Invierno, así que sólo por eso, y pese a que la temática me interese algo menos, diré que me gustó más.

- Enrique VIII, Philippe Erlanger: esto es lo que pasa cuando la curiosidad no mata al gato, sino que te lleva a pedir libros en la biblioteca que te han de traer de otras bibliotecas porque no es un libro que abunde en los fondos. Esto es lo que pasa cuando, una vez vista la primera temporada de Los Tudor te quedas con ganas de saber más, y sobretodo, de saber qué hay de verdad en la serie. Una biografía fantástica, narrada de una manera muy sencillita y comprensible y muy, muy entretenida. Un diez.

- Memnoch el Diablo, Anne Rice: dar mi opinión sobre esta novela en este blog trajo mucha, mucha cola. Se me coló un troll que no dejó de dejarme mensajes durante un tiempito bastante prolongado para mi gusto, hasta que se cansó. Bien, la cuestión es que, de todas las Crónicas Vampíricas que he leído, esta es la que menos me ha gustado hasta la fecha. Me gustó tan poco que ni la pude terminar.

- El Muro de Adriano, William Dietrich: otra novela histórica. ¡Sublime! Y no he visto más novelas del autor por ahí. Seguro tendrá más, y me gustaría leer algo más, porque me resultó una novela excelentemente presentada, que se me hizo entretenida e interesante de principio a fin. Me la ventilé en poquísimo tiempo porque me enganchó lo indecible.

- La Pavorosa Revolución Decadencia del Imperio Romano de Occidente, F.W. Walbank: otro ensayo sobre historia. Dado que tengo intención de matricularme en Historia Medieval para el semestre que pronto comienza, quise empezar con algo de lectura recomendada. No me gustó. Pero como es cortito, me lo leí en apenas diez días, y 'feina feta no fa nosa' (trabajo hecho no estorba).

- El Rey del Invierno, Bernard Cornwell... Por terminar. No me queda demasiado. Es un buen libro: Merlín, Arturo, los pequeños reinos de Britania enfrentados unos años después de la caída del Imperio Romano... pero no me engancha.

El resto de libros de mi lista (sí, me los voy anotando en un Word desde 2006, soy muy metódica) son libros de consulta, tipo: Introducción a la Grecia Antigua, de F.J Gómez Espelosín (espectacular, genial, súper útil para quien le interese saber más sobre el tema); Homer, Carles Miralles (un estudio sobre Homero que necesité consultar para el curso); Democràcia i participació ciutadana, de Núria Font (¿quién me mandó a mí matricularme en Teories i Sistemes Polítics?) o Qui som? Historia de la Diversitat Humana, de Luca y Francesco Cavalli-Sforza, que tuve que abandona por ser demasiado científico para mi gusto y conocimientos

Se me avecina una matrícula, si mi tutor no lo desaconseja, de Historia Medieval e Historia de Catalunya... así que supongo que las lecturas en los próximos meses serán bastante monotemáticas. De todas maneras, por Navidades mi novio me ha regalado el último de Manfredi, El Ejército Perdido, que quiero leer antes de que empiece el curso (es decir, siglo V a.C en lugar de s. V d.C. en adelante).

10 comentarios:

missmole dijo...

Unos cuantos eh?? Eres una devoradora!!

Van Hessa dijo...

Pues la verdad: menos de los que me gustaría...

Noa dijo...

Joe la tía! Qué máquina!
Impresionante lista.

AG dijo...

Sí que has leído algunos cuantos...

Este año he estado vago en lo que a lecturas se refiere, pero ya empiezo a volver por mis fueros.

Ya veré qué es lo que recomiendas.

Chasky dijo...

Dos de los libros que has puesto los leeré en el 2.009, ya tengo entre mis manos Crimen y Castigo para empezarlo cuando me lea con el que estoy ahora y termine otro; y desde hace tiempo me quiero leer la Odisea.

Van Hessa dijo...

NOA, pues a mí me parece corta...

AG, los blogs quitan mucho tiempo de lectura, ¡y las series también!

CHASKY, bienvenido. Pues la Odisea se dice que es la primera novela de la historia (occidental), como tal. Vale la pena leerla, además, es muy divertida. Píllate una edición bien adaptada al castellano (o a tu lengua materna, vaya) y verás qué chula. Crimen y Castigo también es bastante adictiva.

starfighter dijo...

Que envidia con los libros de Historia, hace tiempo que no cojo ninguno. Pero ya va tocando. Eso sí, eres una auténtica máquina devoradora de libros, jajaja.

Adri dijo...

Jo, que de libros..

me hace sentir fatal porque yo antes leia un monton! Pero desde que empecé con las series, ya no leo casi nada..

ALX dijo...

El nombre de la rosa es uno de los libros que más me ha costado terminarme, sino el que más. Menudo peñazo.

El de Viento y Ceniza se lo regalé a mi madre de cumpleaños pensando que era una novela rosa más. Pero por lo que veo, quizás tenga que echarle un vistazo.

De Alexandros me leí los dos primeros, a ver si algún día me pillo el tercero.

Van Hessa dijo...

ALX, en cuanto a Viento y Ceniza... lo mejor es empezar por Forastera. Viento y Ceniza es el 5º volumen, jeje.