lunes, 11 de abril de 2011

Camelot: Primeras impresiones


Me he llevado una decepción con esta adaptación de la leyenda del Rey Arturo que ha hecho Starz. La cosa no es tan grave como con Spartacus, que no me gusta nada, pero sí que esperaba mucho más de Camelot.

Tras tres episodios vistos, sigo dudando sobre si me la quedo o no. Así que ante tal disyuntiva, creo que lo mejor es seguir y ver si mejora o bien si a lo que me estoy dedicando es a coleccionar argumentos para luego criticar. Esto es así de sencillo.

Una de las cosas que menos me gustan, de entrada, es la elección del actor para encarnar a arturo: Jamie Campbell Bowen. No me convence, ya no sólo físicamente, sino tampoco con su actuación. En tan sólo tres episodios me ha ganado más el actor que interpreta a Leontes (Philip Winchester) que el protagonista. Mala señal.

El resto de actores tampoco me han convencido y, aunque parezca mentira, uno de los personajes que me parecen más interesantes es el interpretado por Joseph Fiennes, como Merlín (un Merlín muy digno y muy "modernete", por decirlo de alguna manera)... y Fiennes tampoco es que se caracterice por ser uno de mis actores favoritos. Mención especial merece el gran James Purefoy como el Rey Lot. Fue breve pero intenso.

En cuanto a Eva Green como Morgana, no tengo nada que decir. Más bien tengo que decir sobre la historia del personaje en sí, sobre cómo se nos presenta, qué postura adopta con respecto a su hermano... Nada coincide con las versiones de la leyenda que yo he leído, así que me resulta difícil no quejarme.

A veces se nos olvida, y a mi la primera, que las historias del Círculo Artúrico no son "verdad" (aunque a mi me guste imaginar lo contrario). En libros de Historia Antigua de la Gran Bretaña puedes ver cómo efectivamente, existieron los Pendragon, pero todo el mito de la espada clavada en la roca, etc etc etc... no son hechos probados en absoluto.

Así que esto va por barrios como la popularidad: depende de tus fuentes, te creerás más o menos la adaptación de Starz. Personalmente, me quedo con la saga de Las Crónicas del Señor de la Guerra de Bernard Cornwell, que aprovecho para recomendar a todo el mundo. Es mi favorita.

Eso sí: si os animáis a leerla, desenchufad esa parte de vuestra memoria cuando estéis viendo la serie. Porque entre que casi nada coincide y que los actores son bastante mediocres, os podéis llevar una gran decepción. Las comparaciones son odiosas.

[Promo aquí]

6 comentarios:

satrian dijo...

Desde luego muchísisisisimo mejor Bernard Cornwell.
A mí también me convence el actor que hace de Leontes que el Arturito, Ginebra tampoco me gusta casi me alegro ahora de que no acabara en el reparto de Juego de Tronos.
Y James Purefoy hace subir el pan en cada aparición, aunque siempre haga del mismo personaje.
La serie es bastante prescindible, aunque adore a Eva Green, a Claire Forlani, y me gusten los mitos artúricos me temo que no voy a durar mucho con ella.

Héber Sentil dijo...

Coincido casi plenamente.
La serie tiene grandes problemas con los actores. Arturo lleva cara de empanado todo el rato y en Merlín no puedo evitar seguir viendo a aquel coñazo de tío de Flashforward...
Pero creo que el problema fundamental de la serie está en la historia. A mí con la adaptación libre no me molestan (soy muy fan de la británica 'Merlin' que esa sí que se parece muy muy poco a cualquier cosa que hayamos leído) pero sí me aburren con unas tramas que parece que no avanzan y que, además al final nos llevan a ningún sitio... Pero como tampoco me horroriza, estoy contigo en eso de esperar a ver qué ocurre. ¿La dejo o no la dejo? Esa es la cuestión.

starfighter dijo...

Totalmente de acuerdo con que Cornwell siempre será mucho mejor. Las adaptaciones pueden gustarte más o menos pero siempre teniendo en cuenta que el 99% de esta historia es pura fantasía; así que los que busquen/busquemos fidelidad histórica debemos quitar el chip. LO que sí exijo es una mínima fidelidad al ciclo artúrico, porque entonces esto no es Camelot ni nada, simplemente una historia fantástica de tintes medievales.

Los actores me chirrían mucho, y coincido contigo (y los otros comentarios) en el protagonista: poco carisma, poco serio y guión flojo en su parte. Y a Fiennes no consigo quitarmelo desde Flashforward, aunque la cara de palo esta vez tiene un cierto pase.

Noa dijo...

Aaaay compañera, quien nos iba a decir que nos llamaría la atención el Fiennes Merlinesco ;)
Ya te dije que peco de ser fan de "Merlín", y fantasía por fantasía... prefiero soñar con la otra que, al menos, sin parecerse absolutamente en nada, tiene unos personajes con algo más de carisma, pq vaya tela Arturo, parece salido de un anuncio de crema para el acné... ¡eso no se hace!
Me encuentro también en el bando de no saber si seguir o no, yo es que no puedo ni con Eva Green y para uno que molaba, lo perdimos pronto, pero en fin, a ver lo que aguantamos y si espabila.
Somos unos campeones! ;)

Eldemo dijo...

Me encuentro en la misma tesitura que tu. El que cambien la historia que tanto me gusta me deja un poco descolocado, aunque por otro lado me pica la curiosidad el saber por dónde pueden tirar. Lástima de Arturo, que no, lo siento pero no me lo creo.
Y me alegra saber que no soy el único al que le ha, ejem, digamos sorprendido (un poquitín) el Merlín de Fiennes. Cuando lo vi aparecer la primera vez casi lo quito, pero oye, tiene algo.
Por lo menos de momento me sirve para mis viajes de fin de semana :)

Vanessa dijo...

Gracias por vuestros comentarios y perdón por no haber contestado antes, se me pasó. Yo ya la he abandonado. No conseguí ni terminar el 4º capítulo. Para mi, la serie ha cruzado la línea y se encuentra en la categoría de bodrios.