miércoles, 29 de septiembre de 2010

Blue Bloods, Lone Star y My Generation: 'Cariño, esto no es lo que parece'.

Blue Bloods: No esperaba nada de esta serie. O mejor dicho, no esperaba nada bueno. Pero el experimento de mezclar un drama familiar tipo Brothers & Sisters con una serie policíaca creo que no va a estar mal. Como curiosidad destacar que era la primera vez que escuchaba a Tom Selleck hablar con su voz y en su lengua, y me ha hecho hasta ilusión. Su voz me ha encantado, y ¡qué bien habla este hombre!

'Magnum' interpreta a un Comisario de la policía de Nueva York viudo que tiene una gran familia en la que todos sus miembros son, de una manera u otra, agentes de la ley. Un padre jubilado, policía de la vieja escuela; un hijo detective que en el primer episodio ya ha demostrado que le va la brutalidad policial; una hija en la fiscalía, un hijo muerto en acto de servicio, y otro hijo que está dando sus primeros pasos en el cuerpo.

Reunidos alrededor de la mesa, con las mujeres, novias, hijos y lo que esté por venir, hablarán, como no puede ser de otra manera, de trabajo, de sus diferentes puntos de vista sobre cómo ha de aplicarse la ley... No me encajó demasiado la trama que han abierto basada en la existencia de una organización súper secreta dentro de la policía de Nueva York, que sabe la verdad sobre el hijo muerto y quieren captar al hijo recién graduado. Un batiburrillo algo raro a primera vista, pero que creo que me puede gustar. Veremos cómo se desarrolla...

My Generation: Otra que ni siquiera me llamaba la atención. Para mi sorpresa, cuando tan sólo llevaba unos minutos del piloto he decidido que me la quedaba. No me puedo resistir a este pseudo-documental de vidas cruzadas, a esta continua mirada al pasado de unos jóvenes que en el año 2000 se atrevieron a adivinar lo que serían diez años después.

Además, me ha parecido que nos lo han narrado muy bien, presentándonos a todos los personajes y explicándonos qué ha sido de sus vidas en los últimos diez años, de una manera ágil y fácil de entender, pero no por eso carente de detalles. Con tan sólo un capítulo puedes perfectamente hacerte con tu favorito o favorita, y adivinar por dónde van a tirar tus simpatías en los episodios que le seguirán. Sí, estoy ilusionada, y desgraciadamente leo en Twitter que está recibiendo palos por todas partes y que su futuro no se adivina demasiado brillante...

Lone Star: El piloto me supo a poco, me pareció incompleto y no me dejó precisamente deseosa de saber más... pero por curiosidad le di una oportunidad y vi el segundo capítulo. Y me gustó, me gustó tanto como para darle el 'Sí' y, cinco minutos más tarde, echo un vistazo a Twitter y me encuentro con la noticia de la cancelación. ¡Qué mala suerte!

En un principio y a juzgar por la sinopsis, todo apuntaba a que me iba a gustar. Esperaba no obstante que la serie estuviese centrada casi en exclusiva en las relaciones que mantiene el protagonista con sus dos mujeres. Pero este personaje monín con piquito de oro es además un timador que comparte profesión con su padre, un señor de apariencia perturbadora y cabello teñido.

Punto positivo para lo de ser timador, punto negativo para el padre, y punto negativo también para los aires de película de domingo por la tarde en Antena 3 que me transmitió el primer episodio. Tampoco me gustó la música en el piloto, considero que se pasaron y tuvo una presencia excesiva, como si tuviese que rellenar huecos que no deberían existir.

Durante los 40 y pocos minutos que duró el episodio cambié varias veces de opinión: me gusta, no me gusta, me gusta, no me gusta... Y en los días posteriores, me pasó más o menos lo mismo: a ratos la recordaba como algo entretenido, a ratos como algo que no me había gustado casi nada. Definitivamente, necesitaba ver algo más para acabar de decidirme. Lamentablemente, tanta duda no ha servido para nada y finalmente tendré que dejar de ver Lone Star por causas ajenas a mi voluntad.

Próximamente: un post sobre los 'Descartes Necesarios', y se acabaron los pilotos ¡por fin!

9 comentarios:

Nahum dijo...

¿Ya está oficialmente cancelada Lone Star? Había leído que tuvo audiencias muy bajas, pero ¡tan rápido! A mí me ha parecido interesante, la verdad, con un punto de nostalgia del protagonista muy interesante.

De My Generation, habrá que ver el segundo, pero me parece que se movía bien por el tópico. Eso sí, triste como ella sola...

martinyfelix dijo...

Una pena lo de 'Lone Star', desde luego.

satrian dijo...

Lone Star me gustó pero cancelada, My Generation demasiado reality para mí, mucho hablar de quién se enrolló con quién, como nadie ha acabado donde quería, demasiado forzada, y Blue Bloods me gustó el piloto.

Butaques i somnis dijo...

Comparto tu opinión de 'Blue Bloods', la ví por curiosear algo nuevo de Tom Selleck. 'Lone Star', ni fu ni fa, no he sentido para nada su cancelación... era obvio...

Un telespectador más dijo...

Vaya, estaré atento a lo que comenteis de Blue Bloods porque no tenía intención de verla y ahora me has picado la curiosidad (y lo de escuchar la voz de Tom también tendría su aquel xD. Veremos cómo evoluciona y me decidiré qué hacer.

Saludos!

Vanessa dijo...

Nahum: hasta donde yo sé, sí. Lo leí en Twitter como una cosa ya hecha. Pero bueno, si Direct TV (por decir algo) la rescatase, yo no me quejaría.

Martinyfelix: sí, hay mucha gente decepcionada.

Satrian: a mi precisamente eso me encanta de My Generation, el rollo Melrose Place de todos con todos.

Butaques i somnis: por lo menos, la cancelación no te ha dolido y no te has llevado disgusto.

Un Telespectador: para mi fue toda una sorpresa, ya te digo; pero tampoco esperes la súper serie de la temporada... y aún hay que ver cómo se desarrolla. Pero creo que para pasar los ratos no estará mal.

David Calaveras dijo...

De Lone Star no hablo porque sigo de duelo. De Blue Bloods porque no la he visto. De My Generation podría decir muchas cosas, pero la principal es que aunque la premisa me interesaba, no me creí nada. No se si era la mala actuación, los dialogos más estereotipados que he oído en años o las casualidades no casuales y situaciones forzadas, demasiado forzadas. Y lo peor es que me gustaría que me gustase.

Vanessa dijo...

Lo de Lone Star tampoco es para tanto, hombre... Como que no hay series. Pero bueno, si le habías cogido cariño...
My Generation es muy culebrón, y yo creo que los estereotipos que comentas es lo que la hacen a mis ojos encantadora. Quizá tú le ves también un punto 'reality' como Satrian... no sé, tengo ganas de ver más episodios y espero que no la cancelen.

Antara dijo...

Me gustó el piloto de Blue Bloods, sigo con ella de momento. Veré el segundo de Lone Star, pero no es que me haya gustado allá como para lamentar su cancelación, no exagero.