lunes, 23 de agosto de 2010

Nightmare - Avenged Sevenfold


Me gusta jugar a encontrar las influencias de un grupo cuando escucho sus discos. Con Avenged Sevenfold me resulta muy fácil, ya que parece que hemos bebido de las mismas fuentes. Será un asunto generacional.


Pongo algunos ejemplos: no cuesta mucho acordarse de Pantera cuando escuchas el tema God Hates Us; o pensar en Slash de Guns n' Roses ante uno de esos épicos solos de guitarra, como sería el caso del de Buried Alive, o incluso sentir los ecos de Metallica en algún que otro cambio de ritmo, por ejemplo en Nightmare, canción que da título a este álbum, y primer single.

Por el momento, Nightmare es para mí el disco del año. Mucho tendrían que cambiar las cosas, y una gran sorpresa me tendría que llevar por parte de otra banda, para destronar a estos chicos tatuados de California. Avenged Sevenfold empezó a rodar en 1999 y tiene ya seis trabajos. Este Nightmare es el primero tras la muerte del batería del grupo: The Rev, que ha sido reemplazado por Mike Portnoy de Dream Theatre. Antes de morir, el batería original grabó algunos coros que pueden escucharse en el álbum.

Es un álbum con once cortes de duración variable, pero que en general superan los seis minutos. Un heavy metal oscuro, con muchos coros, muy agresivo, pero también muy melódico. Las canciones son complejas y van del medio tiempo al sonido más contundente en cuestión de segundos.

M. Shadows (Matt Sanders) es un vocalista excepcional con un chorro de voz arrollador, cambiante, y que gusta de filigranas. Escuchad Tonight the World Dies y luego God Hate Us, y veréis de lo que es capaz.

Esta última, junto con Danger Line, Welcome to the Family y Natural Born Killers serían las canciones más cañeras del disco, con riffs más sólidos y de duración más breve. La grandeza, el derroche de sentimientos y la oscuridad están más presentes en Victim, So Far Away, la épica Buried Alive y Tonight the World Dies, a las que ya he hecho mención.

De los once temas que consta el que menos me gusta es Fiction, y no puedo a estas alturas escoger un favorito.

Del mismo modo que no podía cerrar este mes de agosto sin dedicarle una entrada como merece a un disco que me ha acompañado durante mis vacaciones y que no me canso de escuchar y de recomendar. Sólo nos queda cruzar los dedos esperando que su gira los traiga por aquí.


7 comentarios:

OVELLA NEGRA ROCK dijo...

Para mi el título de 'el album de año' le queda un poco grande, sin embargo considero que se trata de un buen trabajo de la banda. Muy grandes las aportaciones de Mike Portnoy a la batería. A pesar de haber bajado en potencia la banda ha ganado en composición, siendo este un álbum variado y con muchos toques de progresivo que lo convierten en una evolución original y sólida. Todo un logro saber seguir adelante a pesar de la pérdido de un miembro tan clave en su formación como 'The Rev'. En nuestro programa radiofónico le rendimos un pequeño homenaje esta semana en nuestro reportaje 'Epitaph: Los Muertos del Rock del 2010' http://www.newnoiseradio.com/ovellanegrarock/web/index.php?option=com_content&view=article&id=285:5-laltra-cara-de-la-lluna-edicio-ovella-negra-rock&catid=43:arxiu&Itemid=278

Vanessa dijo...

Mmmm... A lo mejor cuando digo "disco del año" debería especificar: mi disco favorito del año, o el más escuchado este año...

calamar dijo...

De momento también es el disco que más veces he escuchado este año (de las novedades).

El Fever de Bullet For My Valentine también me sorprendió mucho y quitando un par de temas me parece bastante bueno.

Del Final Frontier de Iron Maiden también hay bastantes que me encantan y cuanto más lo escucho más me gusta, aunque tienen un rollo muy diferente a sus inicios.

Si Zakk Wylde y los suyos sacan un buen disco (supongo que así será) este año habrá estado bastante bien en cuanto a nuevos álbumes se refiere.

Vanessa dijo...

Aunque me parece que está muy bien, el nuevo de BLS se parece en exceso a los anteriores y además, todos los temas nuevos se parecen demasiado entre sí. Vamos, que necesito más escuchas, pero se me ha antojado demasiado compacto y homogéneo.

Mi gran esperanza, sobre todo después de la pequeña decepción que me he llevado con el nuevo de Murderdolls, es el de Stone Sour, que sale el 6 de septiembre y estoy temerosa, emocionada y casi convencida, de que me va a flipar como los dos anteriores.

Bullet for my Valentine no me disgustan, pero cruzan la línea imaginaria en cuanto a "modernidad" que me he trazado con Avenged Sevenfold. Así que no puedo evitar estar escuchándolos y que la palabra 'niñatos' se presente reluciente en mi cabeza.

Y el de Iron Maiden, apenas lo he escuchado. Tengo que ponérmelo en el ipod y pegarle una escucha a conciencia... aunque lo de la intro demencial y El Dorado ya me echan para atrás. Una pena.

Yota dijo...

Sabras que tocan en barna verdad?

Me pasaba por aquí para comentartelo. Yo los vi en mérida hace dos años y me parecieron gloriosos.

Vanessa dijo...

Sí señor, ya hace días que tengo la entrada, gracias. Ayer saltó además la noticia de que los han cambiado de sala, a un sitio más grande. Y estoy un poco disgustada...

Dani dijo...

Pues nada, después de leerte, ya no me queda más alternativa que machacar un rato el disco como dios manda.

El de Iron Maiden está bien pero los dos últimos discos no han terminado de engancharme, aunque me han parecido buenos.

Un beso y gracias por la recomendación.